Bajío

Descartan fuga de proveedores por cancelación de Ford

Según la Sedeco, las empresas se instalan en la zona por las siete armadoras que tienen en su conjunto Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí.
Martha Zaragoza
04 enero 2017 7:12 Última actualización 04 enero 2017 7:16
titular Sedeco SLP

Gustavo Puente Orozco, secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí.

Es necesario esperar para conocer el impacto que tendrá la cancelación de la planta de Ford en territorio potosino; sin embargo, existe la esperanza de que la fortaleza que tiene la región Bajío permita que las empresas proveedoras continúen con sus planes de instalarse en San Luis Potosí.

El secretario de Desarrollo Económico, Gustavo Puente Orozco, dijo que si bien la compañía estadounidense era un atractivo importante, no había una empresa que decidiera instalarse en la zona sólo por ella, sino por las siete armadoras que tienen en conjunto los estados de Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí, sumándose además el mercado de proveeduría de Querétaro.

Sin embargo, expuso, “habrá que esperar qué es lo que deciden las empresas proveedoras en San Luis Potosí”.


Orozco lamentó la decisión de Ford y reconoció que no algo que los haya sorprendido, pues formaba parte del discurso del presidente electo Donald Trump desde la campaña, y es un tema que se tiene que respetar.

Sin embargo, consideró,la política debería ser fortalecer el bloque americano, es decir Estados Unidos, Canadá y México, para poder competir contra el bloque asiático

“Me parece que con la decisión que toma hoy, Trump se está dando un tiro en el pie con este cierre a las inversiones, estos dos mil 800 empleos que se generarían con Ford que no están ahora en México no se van a generar en las mismas plantas que tenían, entonces eso es un poco la política de ellos, tendrán que medir consecuencia” finalizó el funcionario.

Y es que si bien no llega Ford, el estado hay cuenta con General Motors que ya está en funcionamiento, así como BMW, que arrancará operaciones en un plazo de dos años, a los que se suman las cerca de 230 empresas que ya están instaladas en el estado y que trabajan tanto para el sector automotriz, de logística y alimentos, entre otros rubros, que también son importantes para el estado.

Sostuvo que la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado será la encargada de sacar los costos que se han invertido hasta el día de hoy por la instalación de la planta Ford en San Luis Potosí, relacionado con la construcción de las plataformas y la adquisición del terreno, “ya que la empresa se encuentra en toda la voluntad de resarcir todos los costos que ello representó”.