Bajío

Culpan a joyería y plaza comercial de asaltos en Querétaro

El gobierno municipal asegura que los empresarios se resisten a colaborar con la Secretaría de Seguridad Pública y no cumplen con las mínimas medidas de prevención.
Alan Contreras
21 agosto 2017 16:32 Última actualización 21 agosto 2017 16:35
joyería querétaro asalto

La empresa no colabora con las autoridades municipales, asegura el alcalde, Marcos Aguilar.

El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, informó que solicitará a los propietarios u operadores de la joyería asaltada el fin de semana en plaza comercial Galerías, así como a los del centro comercial, que incrementen las medidas de seguridad en el lugar, de lo contrario, la autoridad no les renovará su licencia de funcionamiento.

“O ponen medidas de seguridad sólidas o no habrá autorización del gobierno para un negocio de esta naturaleza y lo digo con toda firmeza, porque si fuera la primera ocasión lo entendería, pero esto está siendo reiterativo y no veo una acción por parte de ellos”, refirió.

Esto lo dijo luego de que este fin de semana, entre clientes y trabajadores de la plaza ubicada en la colonia Virreyes de la capital del estado, un grupo de sujetos ingresaron a la joyería Bo&Co y con mazos rompieron las vitrinas para sustraer piezas de valor y cuando huían lesionaron a un guardia de seguridad del establecimiento.

El negocio ha sido asaltado en varias ocasiones y en todos los casos no ha existido colaboración con la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en el ofrecimiento de información de lo sucedido ni se ha permitido el acceso a sus instalaciones, lo que dificulta la operación de la dependencia, detalló el edil.


Por este motivo, indicó, buscará una reunión con los empresarios de la plaza y la joyería con la finalidad de solicitarles que asuman su responsabilidad en relación con la aplicación de medidas de seguridad en el área, que es privada.

“Cada vez que se presenta un acontecimiento de éstos, no colaboran con la Secretaría de Seguridad Pública Municipal; sí otorgan información a la fiscalía, sin embargo, esta circunstancia está poniendo en riesgo a muchas personas por la reincidencia sobre la misma joyería, por lo tanto, debe haber otro tipo de estrategia”, afirmó.

El presidente municipal refirió que no esperará a septiembre para que este negocio y la plaza incrementen sus medidas de seguridad, mes que tienen como límite las plazas comerciales para cumplir con la instalación de cámaras de vigilancia y operación de personal de vigilancia en sus estacionamientos, lo cual está dispuesto en el Reglamento de Estacionamientos y Servicios de Recepción y Depósito de Vehículos que recientemente fue aprobado por el Ayuntamiento.

“Pero no nos vamos a esperar. Esta misma semana tienen instrucciones el secretario de Seguridad Pública y el secretario de Gobierno de establecer vínculo con ellos y se resuelve o se resuelve, pero no podemos permitir que las personas en un día que van a disfrutar de la plaza comercial se vean afectados por circunstancias de esta naturaleza. Todo el rigor en este tema, el que resulte necesario”, enfatizó.

El edil recordó que hace unos días se presentó un intento de robo a un comercio en la plaza Antea Lifestyle Center que no pudo ser perpetrado debido a que la plaza y el negocio cuentan con suficientes medidas de seguridad.

“Es materialmente imposible que suceda un robo en esa joyería porque la empresa y la plaza están asumiendo la responsabilidad que les corresponde y tan es así que no lograron hacer el robo”, explicó.

Además, comentó que en la mesa de seguridad a la que convoca el gobierno del Estado y en la que participa la Fiscalía General del Estado, el municipio conocerá la información que ofrece la joyería a esta instancia y participará en la estrategia que se implementará para dar con los responsables del robo.

El alcalde expresó que el incremento en la incidencia de delitos en Querétaro corresponde al aumento de denuncias interpuestas ante el Ministerio Público (y que registra el SESNSP), gracias a la operación del Sistema Cosmos, el cual permite a los policías registrarlas en un dispositivo móvil, en el lugar de los hechos.

“Anteriormente no llegaban estas denuncias. La realidad que teníamos no correspondía a la de la calle y lo hemos dicho, lo estamos asumiendo. Los políticos del anterior gobierno no lo quisieron hacer y modificaron la tipificación de los delitos y les llamaban de otra manera para modificar en términos de percepción lo que estaba sucediendo de una forma tramposa”, afirmó.