Bajío
especial

Crece 80% la IED del sector autopartes en el Bajío

En los últimos cinco años, las entidades de la región se han convertido en polo de atracción de capitales con la llegada de armadoras como Honda, Mazda, BMW y Toyota
Lucero Almanza
26 junio 2016 21:6 Última actualización 27 junio 2016 6:15
autopartes

Autopartes

El estado de Querétaro avanza hacia su consolidación como una de las principales entidades del país en la producción de autopartes.

La entidad, junto con los otros estados del Bajío, ha logrado convertirse en un polo de atracción de capitales, aseguraron autoridades y especialistas de la industria, con un aumento de cerca de 80 por ciento en la inversión extranjera directa (IED) en el sector en los últimos cinco años en la región.

La llegada a la zona de armadoras como Mazda, Honda, BMW y recientemente Toyota, han detonado el desarrollo de la industria de autopartes en Querétaro, aseguró Marco Antonio Del Prete Tercero, secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu) en el estado.


“Hay que recordar que Querétaro ocupa de los primeros lugares en la producción de autopartes a nivel nacional, tenemos 15 por ciento del mercado, lo que nos permite competir fuertemente con otros productores”, sostuvo.

Entre 2010 a 2015, la IED en la fabricación de partes para vehículos automotores en la entidad aumentó 64.3 por ciento, al pasar de un monto anual de 68.2 millones de dólares reportados en 2010 a un registro de 112.1 millones en 2015, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Inversión Extranjera (DGIE) de la Secretaría de Economía federal.

A nivel regional, Guanajuato presenta un incremento de 78.3 por ciento en el periodo, al avanzar de una IED de 64.3 millones de dólares en 2010 a 114.3 millones en 2015; mientras que Aguascalientes pasó de un registro de 15.3 millones de dólares a 131.1 millones en cada caso, lo que significa un incremento de 700 por ciento en el lapso.

De esta forma, en el acumulado de los últimos cinco años, las entidades del Bajío en su conjunto han reportado flujos de IED en la fabricación de autopartes de 475 a 955 millones de dólares, lo que los ubica por arriba de estados como Nuevo León y Sonora, donde la inversión en este rubro asciende a 582 millones de dólares y 99 millones de dólares, respectivamente.

No obstante, estados como Chihuahua y Coahuila superan aún por mucho la IED en esta industria, con flujos acumulados de 3,087.3 millones de dólares, y 1,136.6 millones en cada caso, en el periodo 2010-2015.

“Finalmente la ubicación geográfica de Querétaro, de la región, la competitividad, la inversión que han hecho los diferentes estados en educación, en infraestructura, han hecho que la demanda de espacios por parte de las empresas para instalarse se queden aquí, entonces es una suma de factores”, afirmó Del Prete Tercero.

Agregó que no se trata de que otras regiones, como el Norte, hayan perdido competitividad, si no que Querétaro y las entidades del Bajío han incrementado y afinado sus vocaciones productivas, para dinamizar de una forma más estrecha el desarrollo del sector automotriz y de autopartes.

El presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, Antonio Herrera Rivera, destacó por su parte, que las compañías del sector automotriz que han llegado a Querétaro, buscan compartir algunos de sus procesos, de tal forma que se genere una mayor participación y conocimiento entre las industrias.

Esto a su vez, ha apoyado la integración de las cadenas de proveeduría, atrayendo nuevos proyectos a la región.

De acuerdo con un reporte de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), con cifras al 2014, siete estados generaron 84.2 por ciento de la producción total de la fabricación de automóviles y camiones del país, entre ellos Guanajuato, con 10.4 por ciento y Aguascalientes, con 6.8 por ciento.

“Querétaro reúne los beneficios que buscan las grandes armadoras que se encuentran en Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes o Puebla, y nosotros seguimos proveyendo de autopartes de manera muy competitiva”, sostuvo el titular de la Sedesu..

HECHO EN QUERÉTARO

“Si me preguntas que si con lo que se produce aquí en Querétaro se pudiera ensamblar un vehículo, evidentemente son diferentes marcas y proveedores, pero yo estimo que sí”, refirió el secretario de Desarrollo Sustentable, Marco del Prete.

En Querétaro, suman más de 250 empresas TIER 2 y 70 firmas TIER 1 en la cadena de proveeduría del sector automotriz.

De éstas, 27 por ciento son alemanas, 19 por ciento de Estados Unidos, 19 por ciento de Japón, 8 por ciento son canadienses, 4 por ciento son francesas, 4 por ciento son de capital mexicano, 4 por ciento sueco, 4 por ciento es chino, y el resto de otros países, según la información de la Sedesu.

Entre los componentes que se producen en el estado, indicó el secretario Del Prete, se encuentran: frenos, rótulas, barras, mangueras, ensambles, arneses, embalajes, direcciones, transmisiones, reguladores de ventanas, aires acondicionados, motores, luces, molduras, entre otros.

De acuerdo con la dependencia, la distribución en la entidad se puede dividir en: desarrollo de partes para carrocería, partes para el sistema de frenos, componentes para el sistema de dirección y para el sistema de suspensión.

Componentes para el sistema de aire, partes para el sistema eléctrico y combustible, partes para seguridad y confort para interior, para la transmisión, componentes para la carrocería, para el motor y sistemas de software.

El reto para la industria estatal y regional es asegurar la calidad de capital humano especializado que atienda la demanda del sector, así como mantener la competitividad de las entidades, aseveró Del Prete.