Bajío

Cooperativistas de Peñamiller esperan un "último empujón" de la Sagarpa 

La vida en este municipio "es dura", dice el representante de los cooperativistas que trabajan para la producción de grana cochinilla en el semidesierto queretano.
Lourdes Durán
30 mayo 2016 7:57 Última actualización 30 mayo 2016 12:34
rafael nieto

Rafael Nieto León, representante de la cooperativa que participa en el proyecto para producir grana cochinilla en el semidesierto queretano. [Especial]

Rafael Nieto León, representante de la cooperativa rural que participa en la producción de grana cochinilla, afirma que la comunidad recibió este proyecto con gusto puesto que son pocos los trabajos que se generan en la localidad.

“El municipio de Peñamiller es de bajos recursos. La vida aquí es dura porque carecemos de empleo y de muchas cosas. No hay empleo y la juventud se va a la ciudad de Querétaro; a veces no encuentran trabajo, se vienen, y es una tristeza ver cómo a veces agarran otros caminos porque no hay de qué pasarla aquí”, comenta.

El propio Nieto, antes de ocuparse en el proyecto para producir grana cochinilla, se empleaba como jornalero aquí y allá. En ocasiones salía a trabajar a la ciudad de Querétaro y otras veces se quedaba en la región.


“Andamos trabajando aquí un grupo de 26 gentes, que somos los que estamos al pie del cañón. Tenemos tres meses que no recibimos apoyo económico, pero es tanto nuestro deseo de que esto progrese que aquí andamos.”

Tras recibir un segundo financiamiento el año pasado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a través de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (Conaza), los pobladores apuestan a un “último empujoncito”.

Rafael Nieto dice que si bien ya se comercializa el nopal como verdura aún es poco lo que se vende porque no hay mucho mercado.

“Si tuviéramos una persona que nos comprara todo el nopal sería la gran vida; cada mes podríamos tener recursos propios para poder darle forma a esto".

​Ricardo Ferrer Trigos, delegado de Conaza en Querétaro, explica que si bien se ha tenido un impacto en la comunidad por el pago de jornales como parte del avance del proyecto, el principal objetivo es que los pobladores aseguren su ingreso a través de la producción de grana cochinilla como tal.

“Estamos esperando una propuesta que nos van a hacer, la vamos a analizar, vamos a ir a ver en qué momento están del proceso productivo y si requieren de algún apoyo extra todavía estaremos en condiciones de dárselos este año.

“Si consideramos que los elementos que ya tienen son suficientes para producir grana cochinilla los dejamos solos. La idea es que una vez que se incluya adecuadamente el proyecto se puedan coordinar las instancias para conseguir el canal de comercialización y que la gente esté realmente obteniendo el beneficio que se espera”, comentó el funcionario.​.