Bajío

Conformarán clúster vitivinícola en Querétaro


El objetivo es impulsar de manera integral la industria vitivinícola en la entidad, la cual crece a ritmos superiores al 10 por ciento anual.
SIRSE ROSAS
28 abril 2016 8:20 Última actualización 28 abril 2016 8:28
viñedos querétaro

Los viñedos en Querétaro ocupan una extensión de 400 hectáreas, a las que se sumarán este año otras 60. [Archivo]

QUERÉTARO, Qro.— Como parte del proceso de replanteamiento de la Ruta del Vino y el Queso, la cual se convirtió en Queso, Arte y Vino, el gobierno estatal buscará impulsar un clúster vitivinícola con el que se fortalecerá a la industria de manera integral.

Marco del Prete Tercero, secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), expuso que la dependencia a su cargo se encuentra trabajando, junto con la Secretaría de Turismo, en el bosquejo del proyecto, que podría hacerse realidad hasta 2017.


“Recordemos que era una ruta del queso y el vino, lo que empezó a generar una industria vitivinícola en el estado, la cual no sólo tiene que ver con vinos, sino con alimentos y otros elementos que no sólo generan riqueza sino también entretenimiento y actividades económicas”, dijo.


Precisó que se está trabajando con la Sectur estatal en la denominación que tendrá este nuevo organismo, porque no se tiene definido si será un clúster como tal, ya que “los clústeres son asociaciones civiles que los conforman los interesados e involucrados en el tema”.

Para ello, se está analizando qué actores y elementos incluiría la organización, en donde también podría estar participando la Secretaría de la Desarrollo Agropecuario en la parte de impulso a la producción de la vid.

“Hablar nada más de vinos sería como pensar que el clúster de la construcción nada más fuera de obra pública, va un poco más allá, pero está en bosquejo.”

Halina Gama, directora de Promoción Turística de la Sectur estatal, detalló que el añadido de “arte” al nombre de la ruta se deriva de la intención de incluir actividades artísticas y culturales en esos recintos,que atraen alrededor de 600 mil visitantes al año.

La industria vinícola en la entidad representa una derrama económica anual superior a los 350 millones de pesos, con un ritmo de crecimiento superior a 10 por ciento anual.


El presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro, Ignacio Calderón, adelantó que para este año se espera que se sumen al sector al menos cuatro nuevos jugadores, lo cual complementaría la oferta de vino producido en la entidad, que alcanza un promedio anual de 2.5 millones de botellas.

“Hay nuevas vinícolas que apenas empiezan a salir con uvas en edad para producir buenos vinos. Aparecen un promedio de cuatro a seis vinicultores más por año; personas que deciden plantar vides pero que se tardan de cinco a seis años en producir. Estimamos que anualmente se pueden estar agregando entre 12 y 20 etiquetas más”, señaló.

El 60 por ciento de las etiquetas que circulan en el mercado actualmente corresponde a vino blanco y espumoso, en razón de que el principal productor de vino del estado es Freixenet. El 40 por ciento restante es tinto.

Durante este año se prevé que se planten entre 50 y 60 hectáreas adicionales a las 400 que a la fecha se mantienen en operación.

Entre los retos a los que se enfrenta el sector en la entidad, está la escasez de uva, ya que el estado no logra ser autosuficiente, por lo que 30 por ciento de la uva que se consume es de importación.