Bajío

Clausurarán establecimientos en Central Park de Querétaro

La Secretaría de Gobierno del municipio capitalino está a la espera de ser notificada formalmente por la Secretaria de Desarrollo Económico (Sedeco) para realizar la clausura de establecimientos ubicados en Central Park, los cuales incumplieron con las licencias de funcionamiento.
Alan Contreras
20 julio 2016 18:14 Última actualización 20 julio 2016 19:19
Solo 12 de 58 propietarios habían regularizado sus locales

Solo 12 de 58 propietarios habían regularizado sus locales

QUERÉTARO, Qro.- La Secretaría de Gobierno del municipio capitalino está a la espera de ser notificada formalmente por la Secretaria de Desarrollo Económico (Sedeco) para realizar la clausura de establecimientos ubicados en Central Park, los cuales incumplieron con de las licencias de funcionamiento, informó el titular de la dependencia municipal, Manuel Velázquez Pegueros.

Hasta el 15 de julio, día límite para que los establecimientos se pusieran al corriente ante la Sedeco, solo 12 de 58 propietarios habían regularizado sus locales, el resto tendría que hacerse acreedor a una multa o incluso la clausura.

Por lo tanto, el secretario de Gobierno explicó que antes de proceder a las clausuras o aplicación de las multas la dependencia a su cargo espera la notificación de la Sedeco, además de información de los establecimientos como nombre de sus representantes legales y el giro de cada comercio.


El secretario de Gobierno dijo que se procederá inmediatamente a clausurar los establecimientos que se encuentren en la irregularidad, una vez que tengan la información correspondiente.

El pasado 9 de julio la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección de Inspección municipal clausuró el edificio conocido como Central Park, debido a que incumplió con el pago del impuesto del predial, el cual ascendía a 8 millones de pesos.

En este sentido, el presidente municipal, Marcos Aguilar Vega, recordó que el municipio tenía facultades para clausurar el edificio, derivado de la reforma al reglamento municipal en la materia, donde se describe que cuando un establecimiento comercial no está al corriente con el pago del predial, la autoridad puede cancelar la licencia de funcionamiento.

Con este argumento, el gobierno municipal clausuró Central Park y posteriormente inició con la revisión a los establecimientos que están al interior del mismo, detectando así que también algunos no contaban con su licencia de funcionamiento.