Bajío

Clausuran tenerías en León; curtidores dicen que el cierre es ilegal

Las empresas afectadas no contaban con la autorización para el manejo de residuos especiales que debe emitir el Instituto de Ecología del estado de Guanajuato.
Rocío Hernández
16 junio 2016 7:32 Última actualización 16 junio 2016 7:35
clausura tenería

En el operativo la Procuraduría Ambiental determinó otorgar un tiempo prudente a las tenerías para agotar el proceso de producción del momento, así como el retiro de los cueros. [Rocío Hernández]

LEÓN, Gto.— Con el apoyo de fuerzas de seguridad, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) comenzó ayer la clausura de 15 tenerías de diferentes colonias del municipio, por no contar con la autorización para el manejo de residuos especiales que debe emitir el Instituto de Ecología del estado.

“Lo que recomendamos es que se incorporen a los esquemas de auto regulación de la PAOT, que acudan a las autoridades a obtener sus licencias y autorizaciones, ya no podemos seguir en esa clandestinidad porque se está generando un mayor riesgo ambiental”, señaló el procurador Juan Pablo Luna Mercado.


Dijo que del universo que se tiene identificado, de alrededor de 600 tenerías en el estado, se firmó un convenio de auto regulación con 25 de ellas afiliadas a la Cámara de la Industria de la Curtiduría del Estado de Guanajuato (Cicur) y son las que representan el 60 por ciento del total de la producción.


De las 25 empresas, cuatro de ellas ya obtuvieron la certificación ambiental y cerca de 15 se están incorporando para ampliar el convenio, adicionales a las 21 empresas que ya están gradualmente cumpliendo sus obligaciones normativas.

El titular de la PAOT puntualizó que las que están en el proceso se localizan fundamentalmente en los parques industriales, por lo que la dependencia enfocará sus actividades en las que se encuentran todavía en la mancha urbana.

ES ILEGAL

Por su parte, representantes legales de empresas afectadas aseguran que la clausura es ilegal.

Luis Gerardo Flores, asesor legal de cerca de 50 tenerías, dijo que están solicitando “la inmediata revocación de ese acto ilegal por los daños y perjuicios que puede causar y en el entendido que el procurador tiene conocimiento que esos actos similares o análogos son ilegales”.

Explicó que el registro y autorización es únicamente para generadores de más de diez toneladas de residuos de manejo especial al año, y el Tribunal de lo Contencioso le pide al Procurador que primero tiene que acreditarlo para darles el registro de autorización, por lo cual no puede iniciar el procedimiento de clausura.

Juan Antonio Campos, empresario curtidor afectado, dijo que se sintieron hostigados por la autoridad pues participaron en la clausura más de 15 elementos de Policía Municipal, además de los de Protección Civil y de la PAOT.

Reclamó que mientras la inseguridad se está saliendo de las manos en las calles, a ellos que son generadores de empleos, los someten y ponen en riesgo de perder su patrimonio.

“Estoy con la incertidumbre porque tengo a mi gente parada, los procesos se pueden echar a perder y es mi único capital, que asciende a cerca de 90 mil pesos”, comentó.

Octavio uno de los empleados, dijo que la reubicación que les piden a sus jefes, hará que su empleo esté en riesgo.

“No sé qué va a pasar, yo voy llegando, pero con la clausura nos quitan el trabajo y no nos dejarán seguir con el empleo que necesitamos para mantener a nuestras familias por las que nos urge el trabajo”, especificó.