Bajío
OPINIÓN

Ciudades ‘maker’ para fomentar la inversión

Generar ciudades abiertas a las ideas convierte a la innovación de impacto en una aspiración para que el ciudadano contribuya en la construcción de una ciudad inteligente.
Miguel Ángel Rodríguez Montes*
28 junio 2017 8:21 Última actualización 28 junio 2017 8:21
Querétaro

Querétaro

Vivimos en un ambiente donde se premia el emprendimiento, la toma de riesgos y la innovación. Sin embargo, seguimos sin generar el impacto tecnológico que quisiéramos. Aunque no es fácil, debemos dejar el miedo a emprender en tecnología ya que finalmente esto hará que nuestras empresas crezcan exponencialmente.

La economía del conocimiento es un elemento fundamental para desarrollar innovación, donde el conocimiento generado por los emprendedores se esparce en un ánimo de co-generar.

Imaginemos que nuestras manifestaciones de un mejor espacio público se dieran con un ‘hackathon’ en el espacio público. Esto nos serviría para crear un entorno con una demanda hacia nosotros mismos de enfocarnos a solucionar problemas con la generación de tecnología y ser partícipes de una revolución que nos dirija a la economía del conocimiento. Generar ciudades abiertas a las ideas convierte a la innovación de impacto en una aspiración para que el ciudadano contribuya en la construcción de una ciudad inteligente.

Esto con el objetivo de crear una ciudad 'maker', donde de manera inducida se democratice el acceso a herramientas para desarrollar hardware, software y modelos de negocio innovadores, transformando soluciones sencillas en ideas exponenciales.

Si esto no genera empresas, se llega al descubrimiento de talento de interés en industrias de mayor impacto tecnológico, vinculando profesionistas con ecosistemas de innovación más desarrollados, y los habilita a crear innovación propia.

Es necesario involucrar a más actores que articulen la estrategia: universidades, aceleradoras, inversionistas y comunidades, las cuales se ven beneficiadas al contar con más agentes de cambio que alimenten el ecosistema emprendedor.

Como consecuencia del involucramiento de los espacios públicos como puntos de aprendizaje e innovación, el beneficio es la ciudad misma, generando una comunidad más participativa y consciente de que el conocimiento es un instrumento contra el deterioro social.

Crear una ciudad ‘maker’ es un gran reto para la comunidad emprendedora ya que no sólo se necesita voluntad, se necesitan recursos de gran costo. Será interesante ver cómo el ecosistema emprendedor de nuestras ciudades empieza a tomar este tema como una responsabilidad compartida para evolucionar como comunidad y como economía. Trabajemos en ello.

*Director del Programa de Creación y Desarrollo de Empresas del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro
marodrigm@itesm.mx