Bajío
OPINIÓN

Cinco preguntas para desarrollar una marca poderosa

No sólo las grandes empresas pueden beneficiarse de poseer marcas poderosas, los emprendedores pueden plantar desde el inicio las semillas del activo más importante de cualquier negocio: lo que otros piensan de él.
Héctor Muñoz Huerta*
11 septiembre 2017 18:48 Última actualización 11 septiembre 2017 19:17
marca

Marca.

De Apple a Coca Cola y de Bimbo a Corona estamos rodeados de ejemplos de marcas poderosas que representan activos valiosísimos para sus dueños. Tal es el poder de estas marcas que el derecho de usar sus logotipos vale más que las mismas empresas que las poseen: con todo y sus fábricas, inversiones y patentes.

Afortunadamente no sólo las grandes empresas pueden beneficiarse de poseer marcas poderosas, los emprendedores pueden plantar desde el inicio las semillas del activo más importante de cualquier negocio: lo que otros piensan de él.

Empecemos por llamar a cada cosa por su nombre: una marca no es lo mismo que un logotipo; un logotipo es la forma visual de un nombre y nuestra marca es lo que la gente piensa de ese nombre.

Es irónico que algo tan valioso para nuestra empresa sea una cosa inmaterial que vive en la mente de otras personas pero eso no significa que no podamos controlarlo ni poseerlo y así es como empezamos con nuestra primera pregunta:

-¿Mi marca es realmente mía?
De nada sirve invertir los preciosos recursos de nuestro negocio en desarrollar una marca que es propiedad de alguien más. Si no has registrado tu marca una búsqueda rápida en la base de datos del IMPI (Marcanet) te ayudará a saber si alguien más no ha registrado ya tu nombre de marca en la misma categoría de tu producto o servicio (hay 45). Si está libre no dejes pasar más tiempo y regístrala.

-¿Expresa la naturaleza de mi producto?

Así como los miembros de una familia se parecen un poco entre sí, las marcas de los diferentes sectores tienden a seguir un perfil: si analizamos los nombres y logotipos de marcas de alta costura, de fraccionamientos o de automóviles nos daremos cuenta que podríamos ver alguna de ellas por separado y saber qué clase de productos representan sin que nadie nos lo diga.

-¿Su oferta es relevante?

Si has realizado un análisis Canvas, FODA o tienes un plan de negocios conocerás bien la fortaleza única de tu negocio. Expresar esa fortaleza de forma simple pero distintiva con el nombre o logotipo de nuestra marca es importante para que sea recordada y no se olvide como una del montón.

-¿Es especial?
Ésta es la pregunta más difícil de responder, ya que como dueños de nuestro propio negocio, seguramente estamos enamorados de la idea detrás del nombre y el logotipo de nuestra empresa y quizás hasta lo diseñamos nosotros mismos. La verdad es que al inicio es muy fácil caer en lugares comunes, excesos o en ideas sin brillo. Debemos comparar nuestra marca con las demás marcas del mercado y ser objetivos ¿Es suficientemente atractiva con respecto a las demás?

-¿Es más que un logotipo?
Como lo dijimos al inicio, una marca no es lo mismo que un logotipo y aunque éste sea su herramienta más importante, nuestra marca cuenta con muchas más herramientas para moldear esa imagen en la mente de nuestros clientes: desde el diseño de nuestro producto, el sitio web y el empaque, hasta la forma en que contestamos el teléfono, decoramos la oficina o atendemos nuestras redes sociales. ¿Contribuye cada una de las cosas que ven, escuchan y sienten nuestros clientes a crear una imagen de marca poderosa?

*Profesor de Desarrollo de Marcas en la carrera de Diseño Gráfico Multimedia de la Universidad Mondragón México. Director de Claro, estudio boutique de diseño de marca y editorial.
hector@claroestudio.com