Bajío

Calzado de Guanajuato recupera compradores internacionales

La empresa colombiana Santorini sustituye sus importaciones asiáticas por productos mexicanos; el tipo de cambio y la calidad los hace más competitivos.
PERLA OROPEZA
10 marzo 2016 9:1 Última actualización 10 marzo 2016 9:22
Sapica

Asisten a Sapica 32 compradores internacionales.

LEÓN, Gto. -La calidad del calzado mexicano es impecable y está al mismo nivel que el italiano, aseguró Ricardo Bigio Wagenberg, de la empresa colombiana Santorini, uno de los 32 compradores internacionales que asisten a la edición 74 del Salón de la Piel y el Calzado (Sapica) en esta ciudad.

Dijo que su compañía ha importado zapatos mexicanos desde hace 15 años, pero en los últimos cinco había sustituido estas compras por productos chinos.

"En el último año retomamos las importaciones de México, entre otras razones por el tipo de cambio, porque al igual que a ustedes, en Colombia hemos tenido una devaluación de 40 por ciento."



En su país, comentó, el calzado asiático "tiene muy mala reputación", pero la producción local es insuficiente y su calidad, a pesar de todo, es superior a la del zapato colombiano. Los productos chinos, aclaró, tienen diferentes niveles de calidad. Hay desde el que cuesta uno o dos dólares, hasta el de 13 a 20 dólares, que está más cerca de la calidad mexicana y es con el que compite.

Comentó que a pesar de que el calzado mexicano tiene un precio superior en 5 a 10 por ciento respecto al asiático, esto se compensa por su cercanía geográfica y el Tratado de Libre Comercio entre los dos países, que ayuda a bajar los costos de importación.

Además la calidad del calzado mexicano compite con la de Italia. En Guanajuato trabajan artesanos italianos cuya magia está permeando en la industria de León, comentó.

"Dicen que la calidad de los zapateros mexicanos está al mismo nivel de los italianos y estoy totalmente de acuerdo", manifestó.

Respecto a Sapica, comentó que uno de los problemas que ha visto es que falta estandarización en la oferta, porque algunos productos ofrecen el calzado en pesos y otros en dólares, o hay stands que no tienen siquiera precios o los van acomodando dependiendo del cliente y eso es normal en una feria local, pero no en una internacional como ésta.

Aclaró que esto ocurre en muy pocos casos, pues la mayoría conoce muy bien su producto, su calidad y los procesos de exportación.

Santorini importa de 100 mil a 120 mil pares anuales de México y en esta feria prevé adquirir de 10 mil a 12 mil pares y tener un flujo similar cada tres o cuatro meses.

De las ventas de la empresa, 20 por ciento proviene de la exportación. Sus importaciones de China las han reducido prácticamente a cero y bien podría llegar al punto en que 50 por ciento vendría de México, indicó Bigio.

A Sapica llegaron seis grandes empresas compradoras de Colombia, cinco de Costa Rica, cinco de El Salvador, cinco de Estados Unidos, 10 de Guatemala y una de Japón.