Caja Popular Mexicana va por jóvenes ahorradores
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Caja Popular Mexicana va por jóvenes ahorradores

COMPARTIR

···

Caja Popular Mexicana va por jóvenes ahorradores

Con tarjeta de débito Junior, busca que jóvenes de 12 a 17 años se conviertan en socios de la cooperativa

Lucero Almanza
08/10/2018
Jóvenes ahorradores de Caja Popular Mexicana.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.— Como parte de un nicho potencial hacia el corto y mediano plazo, Caja Popular Mexicana (CPM) busca aumentar la incorporación de jóvenes ahorradores a sus filas de socios hacia los siguientes cuatro años.

Actualmente, 10 por ciento de los hijos de los asociados de la cooperativa que tienen una cuenta de ahorro se incorporan posteriormente como integrantes de la caja cuando cumplen la mayoría de edad, de tal forma que para 2022, el objetivo es incrementar dicha participación a 22 por ciento, mencionó José Carlos Aparicio, gerente encargado de Desarrollo de Productos de CPM.

La cooperativa cuenta con 340 mil 769 jóvenes ahorradores de entre 12 y 17 años de edad, que suman un monto de ahorro de 485.5 millones de pesos al cierre de agosto pasado, indicó. De estos jóvenes, aproximadamente 30 por ciento se encuentra en la región del Bajío.

Carlos Aparicio resaltó la necesidad de establecer una mayor vinculación entre el joven y la cooperativa, por lo cual se desarrolló la tarjeta de débito Junior específicamente para este segmento.

A través de este producto, los jóvenes ahorradores podrán hacer retiros en sucursal y cajeros automáticos o hacer pagos directos en establecimientos.

“Creemos que esto puede ser un buen vínculo, tenemos fe que vamos a lograr aumentar el número de ahorradores que se convierten en socios, yo espero que en el 2022 estemos convirtiendo alrededor del 22 por ciento”, dijo.

Caja Popular Mexicana tiene dos millones 457 mil 875 socios.

Durante la presentación de la tarjeta, el directivo explicó que se logró identificar que los adolescentes preferían ahorrar en medios no financieros como alcancías o botes en su casa, en lugar de acudir a la cooperativa, porque de esa manera tenían acceso a su dinero y podían disponer del efectivo cuando quisieran; mientras que con una cuenta en CPM, necesitaban acudir a la sucursal y que sus padres hicieran la disposición.

De ahí la idea de atender a estas necesidades por medio de la tarjeta de débito para ellos.

Así, en los próximos tres meses se espera colocar alrededor de siete mil plásticos. Y para 2022 se tiene proyectado alcanzar los 50 mil tarjetahabientes.

Aparicio mencionó que el ahorro promedio de los niños y adolescentes oscila entre los mil y mil 500 pesos por cuenta; sin embargo, además de los productos de ahorro, la cooperativa también debe comenzar a generar un producto de financiamiento en otros aspectos como el emprendedurismo.

“Tener un esquema para que cuando tengan 18 años puedan tener un crédito”, expuso.