Bajío

Café de autor, la oferta de Preludio en Querétaro

El objetivo es colocar el café en hoteles, restaurantes y cafeterías, y posteriormente buscar oportunidades en tiendas de autoservicio. De esta forma, también proyectan incursionar poco a poco en el mercado del Bajío.
Lucero Almanza
16 mayo 2017 23:32 Última actualización 17 mayo 2017 5:15
Café Preludio

Café Preludio

Hacia los siguientes meses, la marca de café Preludio buscará colocarse en Querétaro a través de la comercialización de producto en hoteles, restaurantes y cafeterías, comentó León Reffreger Alonso, director de la marca.

Esto, como parte del proyecto de negocio que tiene la firma Espacios Que Inspiran (EQI), que maneja Preludio y la franquicia de cafeterías La Borra del Café.

“Ya llegó la marca Preludio (a Querétaro), que es la que elabora el café de autor. Nosotros somos productores, tostadores y comercializadores (de café), así que actualmente estamos haciendo diferentes mezclas, con diferentes orígenes para ir descubriendo y trabajando distintas opciones”, mencionó Reffreger en entrevista.


El objetivo, mencionó el también director de EQI, es colocar el café en hoteles, restaurantes y cafeterías, y posteriormente buscar oportunidades en tiendas de autoservicio. De esta forma, también proyectan incursionar poco a poco en el mercado del Bajío.

Recientemente, La Borra del Café abrió su segundo punto de venta en Querétaro, con una inversión de 2.5 millones de pesos. Actualmente, la marca de cafeterías cuenta con 25 sucursales en operación en 10 ciudades del país.

“Para nosotros, el Bajío se ha convertido en nuestra segunda casa, hemos encontrado un interés en los inversionistas, quienes además de apostarle a un negocio en crecimiento como lo es el café, le han apostado a nuestra marca”, destacó León Reffreger. “La región es, sin duda, una zona estratégica para nuestra expansión”.

La Borra del Café consume cerca de 50 toneladas de café en grano anuales, 100 por ciento mexicano.

Aseguró, en este sentido, que México tiene una gran oportunidad de crecimiento y desarrollo en el grano de café que no se está explotando debidamente.

“México tiene tierras para poder cultivar y si contáramos con infraestructura suficiente, estaríamos entre los primeros productores a nivel mundial. Hoy Brasil se lleva la medalla de oro con más de 60 por ciento de producción, pero nosotros podríamos estar entre los primero cinco”, aseveró.

Por ello, destacó la importancia de proliferar todas las regiones productoras de café en el país y no agrupar todo en una zona como pulso económico; y, que verdaderamente exista infraestructura suficiente para el comercio sea más amigable.

El negocio del café en México, agregó, está en crecimiento, con tasas superiores a 20 por ciento anual, esto debido al cambio de cultura en el consumo de café soluble por el de grano.