Bajío

Buen Fin en SLP se verá opacado por situación económica

El dirigente de la Canaco local dijo que se prevé un menor crecimiento en las ventas y se desconoce aún el número de empresas que participarán en el programa.
Martha Zaragoza
09 noviembre 2016 1:16 Última actualización 09 noviembre 2016 1:21
Gerardo Zermeño y el otro es Miguel Cardoza mora

Gerardo Zermeño y Miguel Cardoza Mora. [Especial]

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- La edición 2016 de El Buen Fin en el estado se verá opacada por la actual situación económica, por lo que se prevé un menor crecimiento en las ventas que en años anteriores, dijo Gerardo Pérez Zermeño, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en la entidad.

Indicó que se espera un incremento en las ventas de 5 al 10 por ciento en relación con el año pasado, cuando la derrama económica fue de aproximadamente 800 millones de pesos.

Zermeño indicó que hasta el momento no sabe el número de comercios que participarán en el programa, por lo que hizo un llamado a quienes estén interesados en acercarse a Canaco.


 El presidente de la Cámara Nacional de Comercio dijo que se han implementado acciones para fomentar la participación de la ciudadanía en el Buen Fin, como es el que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) destinó una bolsa de 500 millones de pesos con la que se condonará la deuda adquirida por consumidores, a la que podrán acceder a través de un sorteo realizado por la dependencia federal.

En tanto el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Miguel Cardoza Mora dijo que para garantizar que los comercios no cometan violaciones en cuanto a precios, ya arrancaron un programa de verificación.

La dependencia federal contará con módulos y brigadas que recorrerán centros comerciales y negocios no sólo de la capital, sino de todo el estado, para así poder atender cualquier contingencia que se registre tanto en la zona metropolitana de la capital, como en el resto del estado.

Tanto el presidente de Canaco como el delegado de Profeco coincidieron en la necesidad de hacer un llamado a la población para que haga un gasto responsable y no dañar las finanzas familiares, sobre todo porque en algunos casos se otorgará un adelanto de prestaciones como el aguinaldo.