Bajío

BMW, en busca de proveedores para su planta en San Luis Potosí

Uno de los segmentos en los que están interesadas las empresas alemanas, principalmente de la industria automotriz y de autopartes,  es el de inyección de plásticos.
Lucero Almanza
30 junio 2017 9:16 Última actualización 30 junio 2017 9:18
bmw

Desarrolla su red de proveedores. (Reuters)

La armadora BMW trabaja con empresas y organizaciones del sector privado en San Luis Potosí para desarrollar una red de proveedores locales antes de iniciar sus operaciones en el estado, comenta Luis Pedraza, presidente de la asociación Empresarios México-Alemanes (Emmaac).

“Sé que se está consolidando una red de proveedores. Sí hay una plataforma para presentarse como proveedores de BMW”, expone. No obstante, la oportunidad de negocio puede extenderse al resto de las entidades del Bajío.

En este sentido, menciona que a través de la Emmaac han podido acercarse a la armadora para proponer la participación de las compañías de la región en sus procesos, cumpliendo por supuesto, con todos los estándares de calidad que solicitan.

Uno de los segmentos en los que las empresas alemanas, principalmente de la industria automotriz y de autopartes, están interesados en Querétaro y el Bajío en su conjunto, es el de inyección de plásticos, afirma.


“Inyección de plásticos es de los rubros que más se han venido desarrollando en la región, por su aplicación en la industria automotriz. En nuestra experiencia nos hemos encontrado con varias empresas mexicanas y alemanas que participan en este tipo de procesos”, señala.

Existe una oportunidad de inversión importante en el sector, ya que de acuerdo con Pedraza, las compañías dedicadas a estos procesos pueden participar no sólo en la rama automotriz, sino también en otro tipo de industrias, dado que hay mucho por crecer.

La unión hace la fuerza, asevera, por lo que los proveedores del Bajío han sumado esfuerzos en distintos casos para atender la demanda de las armadoras y empresas Tier 1, por ejemplo.

“Definitivamente es una mezcla (entre los proveedores nacionales), aunque depende de la industria. Y nos hemos dado cuenta que al instalarse en el país, las empresas alemanas generan un ecosistema alrededor de proveedores, pero proveedores calificados”, advierte.

“Hay un proceso que toma su tiempo, en el que el alemán conoce al mexicano y si trabaja bien se casa con él, por eso es importante el compromiso, las competencias de ser profesionales para establecer una relación sólida”, puntualiza.