Bajío

Banorte, la opción más viable para reestructurar la deuda de SLP

El titular de la Secretaría de Finanzas de San Luis Potosí, José Luis Ugalde Montes, señaló que este banco está ofreciendo las mejores condiciones, pues estaría disminuyendo la tasa de interés en más del 50 por ciento, ya que pasaría de una tasa TIE+0.90 a TIE+0.40.
MARTHA ZARAGOZA
01 diciembre 2015 9:26 Última actualización 01 diciembre 2015 9:27
San Luis Potosí

La deuda pública que tiene San Luis Potosí es por un monto de cuatro mil 414 millones 902 mil pesos. (Foto: Facebook/Dirección de Turismo Municipal de SLP)

El titular de la Secretaría de Finanzas de San Luis Potosí, José Luis Ugalde Montes, afirmó que Banorte se ha adelantado en la carrera por ser la institución que reestructuraría la deuda pública que tiene la entidad por un monto de cuatro mil 414 millones 902 mil pesos.

Señaló que este banco está ofreciendo las mejores condiciones, pues estaría disminuyendo la tasa de interés en más del 50 por ciento, ya que pasaría de una tasa TIE+0.90 a TIE+0.40.

Detalló que la reestructuración sería en dos de los tres créditos que tiene la autoridad estatal. El primero es con Santander, que resulta el más oneroso debido a que tiene la tasa de interés más alta, por un monto de mil 439 millones 132 mil pesos. También podría renegociarse el crédito que se tiene como el mismo Banorte, que asciende a dos mil 246 millones 506 mil pesos.


El gobierno estatal estima que con la reestructuración lograría un ahorro de por lo menos 900 millones de pesos durante los seis años de la administración del gobernador Juan Manuel Carreras López.

Respecto a cuándo podría realizarse la firma del contrato con Banorte, el funcionario indicó que será en los próximos días cuando se tome la decisión, y recalcó que se elegirá la opción que deje mayores beneficios a las finanzas públicas.

Ugalde Montes subrayó que el análisis de las propuestas de las diferentes instituciones financieras ha sido un trabajo inédito, ya que en anteriores administraciones sólo se consideraba la tasa de interés a cobrar y no se tomaba en cuenta el servicio en general.