Bajío

Automotrices japonesas van por 100 proveedores en el Bajío

Oportunidad para empresas locales: la industria requiere fabricantes de componentes como sensores, partes eléctricas, así como en producción de materias de acero, aluminio o fibras de carbón.
Lucero Almanza
07 septiembre 2017 8:44 Última actualización 07 septiembre 2017 8:51
Yasuhisa Suzuki, cónsul de Japón

Yasuhisa Suzuki, cónsul de Japón.

QUERÉTARO, Qro.- Las armadoras automotrices japonesas tienen una demanda de aproximadamente cien empresas proveedoras en la región del Bajío, lo cual representa una oportunidad de negocio importante para las compañías locales, comentó el cónsul de Japón en México Zona Bajío, Yasuhisa Suzuki.

En entrevista, dijo que la industria requiere fabricantes de componentes como sensores, partes eléctricas, así como en producción de materias de acero, aluminio o fibras de carbón, por lo que las empresas mexicanas se tienen que preparar para poder incorporarse en las cadenas de valor.

El cónsul mencionó que los proveedores locales atraviesan por un periodo de crecimiento, así que “para muchos falta todavía un periodo para aprender cómo son las empresas automotrices y los requerimientos que tienen”.

A nivel nacional, indicó, la proveeduría local representa 30 por ciento de la producción de autopartes, aunque hay algunos casos como Nissan, que en sus plantas de Aguascalientes tienen un nivel de participación de 80 por ciento.



El tipo de empresa que se estaría buscando, agregó, es en los niveles Tier 2 y Tier 3, en segmentos como inyección de plásticos, productos de acero, circuitos eléctricos, entre otros.

Los proveedores locales, comentó, tienen que estudiar y conocer qué tipo de materiales se requieren, desarrollar tecnología y generar experiencia en estos ámbitos para asegurar su lugar en el mercado.

Yasuhisa Suzuki destacó las ventajas competitivas del Bajío para las automotrices niponas, entre las que sobresalen el capital humano calificado, condiciones de seguridad y ubicación geográfica.

Respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), descartó que las compañías japonesas vayan a retirar sus proyectos de inversión si se anulara el acuerdo trilateral. Esto, debido a que en consecuencia, México atendería a los compromisos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Así que no creo que Estados Unidos quiera anular el tratado”, dijo.

Mencionó que hay algunos empresarios que podrían esperar, para ver cómo se dan las negociaciones entre México, Estados Unidos y Canadá; pero, más que el tema comercial, los inversionistas también están considerando el comportamiento del tipo de cambio para realizar sus proyectos a futuro.