Bajío

Empresa regia busca hacer negocios con Bombardier y Safran

Arzys quiere volar; tiene prevista una inversión de 100 mdd para convertirse en la primera firma mexicana que venda aluminio a empresas de la industria aeronáutica.
Francisco Flores Hernández
06 octubre 2014 12:25 Última actualización 06 octubre 2014 13:6
Reciclaje del aluminio, el negocio de Arzyz. Foto: Cortesía Arzys.

Reciclaje del aluminio, el negocio de Arzyz. (Cortesía)

QUERÉTARO.- La empresa regiomontana Arzyz, fundada en 1980, invierte 100 millones de dólares en una nueva línea de producción que está dirigida al sector aeronáutico, y se encuentra en pláticas con Bombardier Aerospace y Grupo Safran, que operan en Querétaro, para convertirse en su proveedor de aluminio.

“Somos proveedores de la industria automotriz, que representa el 25 por ciento de nuestro negocio —que podrá incrementarse con la llega de la armadora de Kia Motors a Nuevo León—, pero también estamos en los sectores de las industrias siderúrgica, empaque y alimentaria”, dijo el director general de Arzys, Mario Ramírez Zablah.

Aseguró que ésta fue la primera empresa mexicana en producir, comercializar y transportar de forma segura el aluminio en su estado líquido dentro del país, aportando a empresas mexicanas los beneficios de contar con el metal directamente en el territorio nacional, sin necesidad de importarlo en presentaciones sólidas.

Precisamente otro de sus planes es invertir 30 millones de dólares para aumentar significativamente su oferta de aluminio líquido ante la creciente demanda de la industria.


“Entregar aluminio en su estado líquido otorga beneficios importantes a las empresas, como la reducción de costos de producción y tiempo de preparación, además de la disminución de hasta un 75 por ciento en el consumo de energía, dando una ventaja competitiva al ahorrar procesos de inventario, refusión y mantenimiento de maquinaria a las empresas y promoviendo la sustentabilidad y ecología en México.”

La decisión de incursionar en la industria aeronáutica obedece a la oportunidad que se tiene de atender un mercado virgen, que tiene muy pocos proveedores mexicanos.

En el sector aeronáutico o aeroespacial el aluminio se utiliza desde hace muchos años, por ejemplo en fuselajes y en la actualidad el 100 por ciento de los materiales de aluminio que utiliza la industria aeronáutica mexicana es importado, por lo que con este proyecto Arzyz buscará convertirse en la primera empresa nacional que venda este insumo a las compañías instaladas en México.

“Nuestra competencia está con las empresas extranjeras, los grandes productores de aluminio se encuentran en Estados Unidos, seguido de Canadá y algunos países europeos. Ellos son los líderes mundiales en la generación de este insumo y en su totalidad se lo proveen a la industria aeronáutica nacional”, aseguró.

“Arzys —dijo— está en condición de aprovechar la oportunidad que están abriendo las autoridades federales de impulsar la proveeduría nacional para la industria aeronáutica.”

Por lo pronto, se encuentran en etapa de certificación, con la visita constante de inspectores. Es un proceso que llevará aproximadamente 12 meses concluir.

“Todavía no estamos produciendo, ya nos llegaron las máquinas y los accesorios y nos encontramos montando todo en lo que será nuestra nueva línea de producción”, detalló.

Las ventas reportan en los últimos 4 años crecimientos anuales del 15 por ciento, pero con la apertura de su línea de producción del sector aeronáutico, se espera llegar al 20 por ciento, indicó.

Nuevo León, destacó, “se encuentra muy cerca de Querétaro por carretera para poder proveer a las empresas instaladas ahí; creo que sin problemas podemos surtir a Bombardier, por eso aseguramos que muy pronto estaremos vendiendo en esa entidad federativa, que es una de las que concentra mayor actividad manufacturera y de servicios en la industria aeronáutica”.

Arzys es una empresa familiar, fundada por Mario Ramírez Morquecho, padre del actual director general, Mario Ramírez Zablah y es básicamente una recicladora.

Hace 25 años, diseñó una tecnología junto con un grupo europeo que le permitió convertirse en los primeros en el país en transportar zinc líquido y hace 10 años incursionó en el transporte del aluminio líquido.

“Fuimos pioneros y esperamos que se repita la historia siendo pioneros en la generación de productos aeronáuticos aquí en México”, expresó

Somos una empresa que reciclamos, ésa es la esencia de este negocio. Hace tres años fue cuando abrimos una línea de producción para procesar la materia prima contamos con equipo de nueva generación, es la única que hay en México, hasta el día de hoy para reciclar el aluminio”, dijo.

En los patios de la empresa recuperan el aluminio, “hacemos pacas, separamos, trituramos y filtramos para obtenerlo de manera líquida”.
Además del impacto ecológico positivo que tiene este procedimiento, permite obtener un aluminio 25 por ciento más barato.

Puntualizó que México no tiene actualmente refinerías de aluminio primario, “porque no tenemos el mineral —bauxita—, que es la materia prima y por eso nuestro país es un importador muy grande de aluminio primario. Nosotros podemos reciclar el aluminio hasta 20 veces”.