Bajío
REPORTAJE

Artesanos de la cantera no temen a la industrialización

La comunidad de Escolásticas, en Pedro Escobedo, Querétaro, es famosa por la destreza de sus artesanos de cantera.  A éstos la llegada de la industria a su municipio no les intimida, al contrario, esperan con ello un incremento en sus ventas.
Alan Contreras
14 diciembre 2017 7:17 Última actualización 14 diciembre 2017 8:21
Artesano de cantera. Escolásticas, Pedro Escobedo. [Cortesía]

Artesano de cantera. Escolásticas, Pedro Escobedo. [Alan Contreras]

PEDRO ESCOBEDO, Qro.-  En este municipio queretano, tierra de labradores de campos de cultivo y cantera, los artesanos no temen la llegada del desarrollo industrial.

Al contrario, dicen, es una gran oportunidad de crecimiento, porque representa la llegada de nuevos clientes, tanto ejecutivos como obreros, que podrían vivir en el municipio o sus alrededores.

El aumento de ventas, opinan, permitirá seguir transmitiendo los secretos de este trabajo a las siguientes generaciones, así como lo hicieron sus abuelos.

Ángel Alejandro Camargo Uribe tiene nueve de sus 28 años dedicado a la artesanía en cantera, que aprendió de su padre. Licenciado en artes plásticas por la Universidad Nacional Autónoma de México, considera que esta actividad tiene mucho futuro.


“Se me facilitó porque estudié artes plásticas, pero es muy difícil elaborar las piezas. De hecho, hemos viajado en todo México en concursos y exposiciones, porque Escolásticas es el mayor productor de cantera a nivel nacional y tiene la mayor calidad del país”, expresó.

Su padre, Alejandro Camargo Trejo, tiene 45 años en el labrado de la cantera y es uno de los representantes más importantes a del país en el oficio, con 64 premios nacionales.

Ángel y sus hermanos, en dos talleres, se dedican a esta actividad, que es ya una tradición heredada no sólo de esta familia, sino de toda la comunidad de Escolásticas.

“Hemos exportado a Francia, Portugal, España, Italia, Brasil, entre otros lados. Se transportan de diez a 15 tráileres de todos los talleres que hay en la comunidad y más o menos se mueven de 600 mil a un millón y medios de pesos a la semana de valor de productos; un camión se lleva dos mil 700 piezas y 40 artesanías”, refirió Camargo Uribe.


Además, observa un positivo panorama para el municipio en la producción y comercialización de cantera, como se ha venido presentando en los últimos años, incluso, incrementando el número trabajadores en los talleres.

Esta actividad, considera, se beneficiará con el arribo de familias y trabajadores que vendrán a trabajar a las empresas que se estarían instalando en el municipio.

“La llegada de empresas a nosotros nos crea un mayor auge de trabajo porque al mover más industria, vendemos a más casa habitación y eso nos podría traer mayor clientela. Nos podría más beneficiar que afectar”, comentó.

El labrado de cantera para escultura, lapidaria o arquitectura es una de las actividades más importantes de la región y la calidad del trabajo de los más de dos mil cien artesanos de la comunidad es reconocida a nivel nacional e internacional.

En Escolásticas se localizan 345 talleres en los que se trabaja la cantera negra, café, gris, rosa y amarilla, y sus obras y productos se exportan a países como Estados Unidos, España, Nicaragua, Uruguay, Canadá, Arabia Saudita y Francia; así como 50 minas de las que se extrae cantera, negra, café, gris, rosa y amarilla.


Cada año una muestra de la destreza de estos artesanos se puede apreciar durante la exhibición y concurso que se lleva a cabo en la Feria del Grano y la Cantera que se celebra durante los primeros días de mayo, con el cual el municipio representa a Querétaro en el labrado de la cantera y la lapidaria.

Sobre la protección de la cultura, apenas en julio pasado se llevó el primer Concurso Interestatal de Lapidaria y Cantería Artesanal en el que los artesanos no sólo del municipio, también de otros estados como Hidalgo, Chiapas, Estado de México, San Luis Potosí, Guerrero, Tlaxcala, y de los municipios de Colón y Huimilpan, expusieron su talento en cada una de las piezas que elaboran y les genera autoempleo.

José Guadalupe Trenado tiene 22 años trabajando en el labrado de cantera y recuerda que ha participado en concursos en el municipio, en el estado y en Guadalajara, donde ha ganado diversos premios.

“Los hacendados de hace varios años trajeron a gente a enseñar a unas personas el labrado de cantera y la última persona de estas hace tres o cinco años falleció. Yo aprendí a través de mi papá desde los 13 años”, comenta.

Considera que el arribo de empresas generará comercio interno, lo cual será útil para que los artesanos incrementen su venta directa y disminuya el comercio a través de intermediarios, que es lo que prevalece.

“La misma gente de la región consume nuestros productos y la industria genera más trabajo y más mano de obra, por eso creo que no afectará”, dice.

Además, expone, se trabaja con el municipio en la posibilidad de generar paradores de venta de artesanías elaboradas a base de cantera, lo cual sería incluso una oportunidad para vender para quienes vengan a trabajar en las empresas.

EN PUERTA, PARQUES INDUSTRIALES

Para traer el desarrollo industrial a su territorio, el municipio de Pedro Escobedo aprobó el cambio de uso de suelo de rústico a industrial en áreas en donde se edificarán dos parques industriales.

Los proyectos son de inversionistas nacionales y uno está enfocado al sector agroindustrial.

De acuerdo con la alcaldesa Beatriz León Sotelo, “están en proceso de compra de tierras, en un caso ya tenían la propiedad -200 hectáreas- y sólo se hizo el cambio de uso de suelo y en la otra opción que recientemente recibimos es una solicitud de compras de tierras -80 hectáreas-- a particulares y solicitan la factibilidad para saber si estas tierras pueden ser de uso industrial”.

“Ambas son perfectamente factibles para desarrollar los parques industriales, la única limitante es que no se establezca industria de carácter contaminante”, señaló.

El municipio mantendrá la política de que los desarrollos industriales y las áreas de uso industrial no estén dentro de centros poblacionales o áreas de cultivo para que no afecten la actividad y cultura de la población, añadió la presidenta.

El municipio, que se encuentra a pie de la carretera 57, entre el municipio de Ezequiel Montes y San Juan del Río, está dispuesto a albergar parques industriales, dijo León Sotelo. La intención es que antes del término de la actual administración municipal se instalen las primeras empresas en alguno de los dos parques industriales.

DIAMANTE 'EN BRUTO'

Pedro Escobedo se ubica a 31 kilómetros de la capital del estado y con sus 291 kilómetros cuadrados es el décimo sexto en extensión territorial en la entidad.

Se trata del séptimo municipio con mayor densidad de población del estado con 68 mil 313 habitantes y ocupa el quinto lugar en crecimiento con una tasa del 2.5 por ciento; su población es joven ya que la edad media es de 23 años.

Aporta el 5.8 por ciento del Producto Interno Bruto al Estado, su población económicamente activa rebasa el 52.4 por ciento y mantiene un bajo índice de migración.

Posee una localización estratégica en el centro del estado Querétaro sobre la carretera Federal 57 (autopista México Querétaro) que es la principal vía de comunicación en las zonas centro y norte del país, una red carretera de casi 250 kilómetros.

La presidenta municipal, Beatriz León Sotelo, se ha referido en numerosas ocasiones a la demarcación como un “diamante en bruto”, dado su potencial para la instalación de parques industriales, gracias a su ubicación privilegiada, así como una amplia disposición de recursos materiales y humanos.

Sign up for free