Bajío
BUENA VIDA

Arranca la vendimia en Guanajuato con sabor cervantino 

Caminos D'Vinos, uno de los viñedos más jóvenes de Guanajuato, celebra sus segundas fiestas de vendimia con música, teatro y pirotecnia.
Perla Oropeza
25 julio 2016 9:11 Última actualización 26 julio 2016 7:10
Caminos D'Vinos

Caminos D'Vinos está ubicado a 2,400 metros de altura, justo frente al Cristo del Cubilete. [Cortesía]

Con la presentación de Entremeses Cervantinos, banda de jazz, mimos, mojigangas y un espectáculo de pirotecnia, el viñedo guanajuatense Caminos D’Vinos celebrará el próximo sábado 30 de julio sus segundas fiestas de la vendimia.

Patricia Mackissack Abascal, directora de Operación Turística y Eventos, informó que también se contará con catas y talleres.

Los chefs Dante Ferrero y René Rentería, por su parte, harán un gran dueto para ofrecer una experiencia gastronómica muy especial, maridada con el vino de la región, Cuna de Tierra.


Asimismo, habrá un pabellón artesanal con variedades de productos de la región, como cajetas, mezcales o sombreros.

Indicó que los Entremeses Cervantinos les permitirán unirse a la conmemoración que realiza el Festival Cervantino de los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra. Las piezas teatrales serán presentadas por actores de la Universidad de Guanajuato.

La plantación, ubicada a dos mil 400 metros de altura, tiene en la actualidad 30 mil vides, de variedades blancas y rojas. En mayo pasado cumplieron un año y de acuerdo con Mackissack, “se están desarrollando muy bien, la altura les ha beneficiado mucho, y en unos cuatro o cinco años iniciaremos ejercicios de vinificación para tener nuestro propio vino”.

UN PROYECTO SOCIAL

El complejo Diada, conformado por Caminos D’Vinos, el hotel boutique Ex Hacienda Jesús María y el desarrollo Eco Chic Diada, está ubicado justo frente al cerro del Cubilete, en la Comunidad Sangre de Cristo, lugar donde se descubrió la veta madre de toda la minería en Guanajuato.

“Cuando llegamos vimos las necesidades que había debido a problemas como migración y violencia familiar y decidimos generar trabajo. Las personas que están al cuidado de las plantas, en la recepción, como camaristas, bellboys o meseros son parte de la comunidad y la hemos capacitado para que se desarrollen mucho más en lo que les guste hacer”, dijo Óscar Negrete, director de Relaciones Públicas de Grupo Lintel, el desarrollador de este complejo inmobiliario-turístico.

Cuando llegaron, indicó Negrete, había 365 habitantes, esto es 64 familias.

La empresa Lintel compró las ruinas de la hacienda minera con el objetivo de impulsar un desarrollo inmobiliario, pero pronto se dio cuenta de que para lograrlo necesitaba un detonador turístico y así fue como se decidió construir el hotel y más adelante iniciar con el viñedo.

El tema social, aclaró Negrete, siempre ha estado presente en las preocupaciones de Lintel.

“Nosotros no damos recursos directamente, porque no es nuestro papel ni nos alcanza, sin embargo nos acercamos a programas sociales como piso firme, techo digno y la empresa ponía un peso por cada peso que aportaba el municipio o el estado.

“Poco a poco ya no sólo ayudamos a esa comunidad, sino que estamos abriendo el radio, y buscamos colectivos, como el proyecto de lavanda que está en Dolores Hidalgo, mediante el cual se capacita a mujeres para producir y proveer al hotel. “

EL NEGOCIO

El fraccionamiento Eco Chic Diada ha tenido tal éxito que ya está vendida en su totalidad la primera etapa y está por iniciar la segunda, aseguró Óscar Negrete.

En tanto, añadió, el hotel Ex Hacienda Jesús María está dando muy buenos resultados tanto en bodas como en reuniones ejecutivas.
“A empresas como General Motors les estamos dando una opción diferente a la que ofrecen otros establecimientos. Tenemos alrededor de ocho mil visitas en el restaurante.”

Respecto a las ceremonias nupciales, se prevé cerrar este año con alrededor de 20, luego de que en 2015 tuvieron tres o cuatro. El lugar tiene capacidad para recibir hasta dos mil personas en diversos espacios.

La mayor parte de las bodas son de parejas de León, Guanajuato, Ciudad de México, Guadalajara y extranjeros. La moda, dijo, es casarse en San Miguel de Allende, pero “afortunadamente” para su empresa “está saturado y vienen con nosotros”.

El hotel tiene 25 habitaciones, diez de ellas con vista privilegiada al viñedo, a un precio de tres mil pesos por cuarto doble, que incluye desayunos e impuestos.

Con los distintivos H y M en la bolsa, ahora va por certificación de calidad Tesoros de México.

Más información para la fiesta de la Vendimia: http://www.eticket.mx/
http://caminosdivinos.com/