Bajío
especial

Bajío rebasa a estados del norte y apuntala la diversidad automotriz

Entidades de la región han superado a estados del norte de la República, como Coahuila y Chihuahua, donde la industria automotriz tiene presencia desde hace décadas.
Lucero Almanza
07 agosto 2017 8:6 Última actualización 07 agosto 2017 11:48
Armadora

(Bloomberg)

En los últimos años, los estados del Bajío han logrado diversificar la producción de vehículos y atraer la inversión de las armadoras automotrices, duplicando en algunos casos el flujo de capital acumulado en el último quinquenio, con lo que ha superado a entidades del norte que son tradicionales en la industria, como Coahuila y Sonora.

Desde sedanes compactos, hasta modelos de vanguardia clase Premium, la diversificación de la producción automotriz en la región “es algo bueno no solamente para un estado, sino para el país en general”, aseguró Héctor Soto, director general del Clúster Automotriz de San Luis Potosí. “Es importante porque habla de la calidad de producción, de la capacidad que tenemos en México en general, no solamente a nivel de mano de obra, sino de ingeniería”.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Economía, en los últimos cinco años la inversión extranjera directa (IED) en la fabricación de automóviles y camionetas en los estados del Bajío, ha pasado de dos dígitos a un monto superior a los 200 millones de dólares anuales al cierre de 2016, en los casos de Guanajuato y San Luis Potosí.


Esto hace que las entidades de la región superen a estados del norte de la República, como Coahuila y Chihuahua, donde la industria automotriz tiene presencia desde hace décadas.

La información de la dependencia federal indica que en el periodo 2012-2016, la IED en la fabricación de automóviles y camionetas sumó mil 503.7 millones de dólares en Guanajuato; así como 812.3 millones de Aguascalientes, y 458.9 millones de dólares en San Luis Potosí.

En comparación, la IED en el segmento ascendió a 641.9 millones de dólares en Coahuila, en el lapso de referencia; a 449.3 millones en Sonora, y 197.6 millones en Chihuahua. Asimismo, la inversión en Guanajuato, particularmente, también superó el flujo de IED reportado en el Estado de México, de mil 192.3 millones de dólares en el periodo 2012–2016.

No obstante, si bien se ha detonado la participación de compañías automotrices en la región, la IED no ha logrado superar los montos registrados en Puebla, por ejemplo, que tras la llegada de la firma alemana Audi, alcanzó un acumulado de dos mil 519.9 millones de dólares en la fabricación de automóviles y camionetas en el último quinquenio.

En el caso de Querétaro, el estado no cuenta con una gran armadora en su territorio –sólo se ubica una compañía de ensamble de vehículos de lujo-. Aunque, el ecosistema que se ha desarrollado alrededor de la actividad automotriz ha generado un acumulado de 797.5 millones de dólares en el periodo 2012 a 2016, de inversión extranjera directa en la fabricación de partes para vehículos automotores.

“Automotriz02"

PUNTOS A FAVOR
Héctor Soto destacó el hecho de que las grandes empresas automotrices desarrollen además de sus plantas de producción, centros de ingeniería e innovación para la industria.

“Y el hecho de que ya tengamos marcas produciendo autos Premium en el país, como es el caso de BMW, de Audi (en Puebla) o de Mercedes Daimler, eso habla de cómo hemos ido avanzando en nuestra capacidad productiva y estamos muy contentos por eso”, puntualizó.

En ese sentido, dijo que por parte del clúster de San Luis Potosí, continuarán trabajando para apoyar a la industria en el estado, sobre todo ahora con el avance en el tema de la manufactura 4.0.

Por su parte Alfredo Arzola, director del Clúster Automotriz de Guanajuato, aseguró que las inversiones en el sector en la entidad continúan, con proyectos nuevos y ampliaciones, toda vez que hubo una situación de incertidumbre desde finales de 2016 e inicios de este año.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), afirmó que México tiene un resultado de éxito en la industria automotriz por el conjunto de factores que ofrece, como la localización, la red de tratados comerciales que tiene, y el bono demográfico.

“A diferencia de lo que puede ocurrir en mercados industrializados en Europa o Estados Unidos, el mismo Japón, nosotros tenemos la capacidad de aportar el personal suficiente, tanto obrero como técnico, ingenieros y diseñadores”, dijo.

Así que este conjunto de factores, agregó, son los que han incidido para que no sólo el Bajío, sino México en su conjunto, atraiga la inversión de desarrollos automotrices ya no sólo de bajo costo sino de mayor valor agregado.

“No se puede encontrar una explicación hacia un solo factor, sino es el conjunto de estos factores que hemos mencionado que conllevan a que una corporación decida establecerse en el país, de estas magnitudes”, sostuvo.

Indicó que la zona del Bajío, junto con el norte y el occidente del país ha logrado crecimientos económicos superiores a la de las regiones del sur, sur – este.

“En general, los estados del Bajío son la base del sector automotriz, de la industria aeroespacial, de electrónica, del turismo de negocios, de turismo médico, en los centros de investigación”, expuso Rosales.

Consideró que hacia el mediano plazo, la industria automotriz seguirá siendo una fuerte atracción de empleo, lo cual genera una magnífica oportunidad para que otros sectores enfoquen sus esfuerzos en vincularse con dicha actividad.

“Automotriz01"