Bajío

AMPI Querétaro apuesta por un clúster inmobiliario 

Se invitará a participar en la integración no sólo a empresas constructoras, desarrolladoras, diseñadoras, sino a proveedoras de materias primas, productos y servicios de la industria de la construcción.
Alan Contreras
25 septiembre 2017 9:11 Última actualización 25 septiembre 2017 9:11
Construcción

(Foto: Bloomberg/Archivo)

La Asociación de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Querétaro buscará la creación de un clúster inmobiliario en el estado que agrupe a diversos sectores de importancia para la industria inmobiliaria.

Esto para crear una cadena de valor favorable para dicha industria que la impulse a nivel municipal, estatal y federal, comentó el presidente del organismo, Pedro Roberto Reyes.

Para eso se invitará a participar en la integración no sólo a empresas constructoras, desarrolladoras, diseñadoras, sino a proveedoras de materias primas, productos y servicios de la industria de la construcción, tanto para obra pública y privada, así como a organizaciones como CMIC o Canadevi. También, se sumarían organismos públicos como Conavi, Fovissste e Infonavit, así como autoridades gubernamentales y colegios.


Empresarios del ramo destacaron que con un clúster se impulsaría la mejora regulatoria en la materia, tanto en ordenamientos gubernamentales, como nuevos compromisos y responsabilidades por parte de autoridades e iniciativa privada para abonar al crecimiento del sector.

AMPI Querétaro aprovechará las mesas de trabajo que lleva a cabo para la conformación del Corredor Central, para impulsar la creación del clúster inmobiliario.

“La creación de este clúster potencializaría aún más a la industria inmobiliaria en el estado, con la correspondiente derrama económica e impulsaría un desarrollo urbano sustentable y desarrollaría la innovación en los materiales, procesos, sistemas, productos y servicios que forman parte de esta industria”, comentó el líder local de la AMPI.

Especialista y empresarios comentaron que la generación de un clúster en el ramo ayudará a saber el número de inmobiliarias que hay en el estado, es decir, se podrá tener un mapa del sector y sus integrantes.
Este mapa estaría conformado por empresas locales, nacionales e internacionales, así como grandes compañías, medianas y constructoras o desarrolladoras pequeñas que pueden construir desde un inmueble hasta 10 o 15, así como agencias inmobiliarias, tanto grandes como franquicias.

“Sin embargo, una manera de poder garantizar la participación de empresas de todos los tamaños, es buscar la participación en el clúster de organizaciones y asociaciones que ya agrupan a empresas en el ramo, tales como AMPI, Coparmex, CMIC”, reiteró Pedro Roberto Reyes.

El proyecto de clúster está en etapa inicial de planeación. Los avances para integrarlo se harían a la par de la mesa de trabajo de Territorio y Ciudad del Corredor Central, e incluso, la propia creación e integración del clúster podría resultar como consecuencia natural de los trabajos que se desarrollen en esta mesa.

El soporte del Clúster es que contaría con un comité directivo y tendría que constituirse con alguna forma jurídica, probablemente una asociación civil con distintas categorías de asociados.

SIN FRENO
Durante el último año, en Querétaro la actividad inmobiliaria creció 8.4 por ciento y representó una derrama económica de 23 mil 929 millones de pesos, lo que corresponde a un total de 23 mil 983 operaciones de venta en la Zona Metropolitana, aseguró el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio del Prete Tercero.

El funcionario estatal explicó que los servicios inmobiliarios participan con el 8.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad, esto representa un valor de 33 mil 606 millones de pesos, mientras que la construcción aporta el 12.7 por ciento del PIB con 51 mil 191 millones de pesos.

En la entidad, 701 personas trabajan de manera formal en servicios relacionados con inmuebles, mientras que 51 mil 240 en la construcción, lo que representa casi el 10 por ciento del total de trabajadores formales.