Bajío

Alistan clúster ganadero en Querétaro

El clúster se detonará en ocho hectáreas, que fueron donadas por el gobierno municipal, donde se construirá el edificio principal del clúster, un rastro Tipo Inspección Federal (TIF), entre otros proyectos.
Alan Contreras
28 octubre 2016 6:20 Última actualización 28 octubre 2016 6:20
vacas

(Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.- Antes de que concluya este año iniciarán las obras de la infraestructura que conformará el clúster ganadero en la sierra del estado, con el cual se pretende detonar esta actividad en la región, dio a conocer Alejandro Ugalde Tinoco, presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro.

El clúster se detonará en ocho hectáreas, que fueron donadas por el gobierno municipal, donde se construirá el edificio principal del clúster, un rastro Tipo Inspección Federal (TIF), oficinas del Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado (Siniiga), del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria, un centro de acopio, un laboratorio y un banco de semen para realizar procesos biotecnológicos de transferencia genética, entre otras áreas.

La Unión Ganadera aportará 20 millones de pesos para este proyecto, que serán aplicados en las áreas del clúster y equipamiento, mientras que el gobierno del estado estaría aplicando una inversión adicional para la construcción del rastro TIF.


En este lugar, los ganaderos acopiarán las cabezas de ganado para certificarlas y posicionarlas en el mercado a precios competitivos basados en la Bolsa de Chicago, con la finalidad de disminuir la presencia de intermediarios que compran los animales a bajos precios.

También, se apoyará a los productores en los procesos de alimentación y engorda de sus cabezas de ganado, con la venta de pacas de forraje a precios competitivos y la oferta de alimento en tianguis. Además, los productores recibirán capacitación en diferentes temas vinculados con los procesos de la venta de sus cabezas y producción de derivados de la lácteos.

Alejandro Ugalde Tinoco informó que la Unión Ganadera pretende reactivar la ganadería de la región serrana, ya que ha disminuido su actividad en los últimos años, pese a que cuenta con mil 700 unidades de producción, cada una de la cuales cuenta con menos de 600 animales, y el 53 por ciento de los productores que hay en el estado.