Bajío

Airbnb, el "Uber" de los hoteleros: experto

El experto en telecomunicaciones y redes sociales, Rubén Darío Vázquez Romero, afirmó que es poco probable que este tipo de plataformas se puedan regular.
MARÍA LUISA GONZÁLEZ
21 julio 2015 9:44 Última actualización 21 julio 2015 9:44
hotel

Los hoteleros están obligados a digitalizarse para mantenerse competitivos. (Foto: Bloomberg)

AGUASCALIENTES, Ags.— Plataformas digitales como Airbnb, que permiten a turistas reservar y rentar inmuebles privados en prácticamente todo el mundo y a la medida de sus presupuestos, van a ser para el sector hotelero “casi lo que Uber y Cabify para los taxistas”.

Airbnb está “enganchadísima” en Europa y es muy probable que ocurra lo mismo en México, donde empezó a funcionar ya, pronosticó el experto en telecomunicaciones y redes sociales Rubén Darío Vázquez Romero, quien dio una ponencia magistral por invitación de la Secretaría de Turismo de Aguascalientes.

En entrevista para EL FINANCIERO Bajío, el también catedrático de la UNAM advirtió que ese tipo de plataformas si bien son “competencia a otro nivel, pueden ‘pegar’ a hoteleros de todos tamaños”, porque es poco probable que se puedan regular.



Agregó que más que buscar una regulación, se debe optar por un esquema que permita convivir a ambos modelos de negocios. “Esto tocaría al Estado, y a los hoteleros asumir verdaderamente el reto de transformarse, en particular la necesidad de construirse digitalmente para ser competitivos y llegar a otros mercados que están creciendo exponencialmente al amparo de las nuevas tecnologías.”

Puso como ejemplo el mercado de los mochileros, los cuales recurren a Internet y redes sociales para construir sus propios viajes.

“Tienden a utilizar diferentes aplicaciones para conocer, a través de comentarios de terceros, la reputación de un lugar, cómo la pasaron, qué vieron, qué recomiendan; una serie de detalles que luego ellos también comparten durante su viaje o después. Buscan también nuevas experiencias.”

Este modus operandi, continuó, plantea varias cuestiones interesantes para las estrategias de la industria, ya que por un lado se está creando una especie de publicidad boca a boca, que puede ser positiva o negativa, y por otro se promocionan destinos no tradicionales.