Bajío

Aguascalientes lidera crecimiento de venta de automóviles

De enero a marzo, en el estado de Aguascalientes se vendieron seis mil 527 unidades, mientras que Guanajuato mantuvo el liderazgo de ventas con 15 mil 989 unidades.
Alan Contreras
11 mayo 2017 9:5 Última actualización 11 mayo 2017 9:5
Venta de autos

Venta de autos

Aguascalientes registró un aumento de 43.2 por ciento en las ventas de automóviles nuevos durante el primer trimestre del año, este índice fue el más alto en el país, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

A esta entidad le siguió Baja California con 41.2 por ciento; Nayarit, 31.2 y Baja California Sur con 27.2 por ciento.

De enero a marzo, en el estado de Aguascalientes se vendieron seis mil 527 unidades, mientras que Guanajuato mantuvo el liderazgo de ventas con 15 mil 989 unidades.


Además, solo en marzo Aguascalientes se comercializaron dos mil 397 automóviles, esto fue 887 más en comparación con el mismo mes del año pasado, según el reporte Ventas-Plaza por estado elaborado por AMDA.

En el Bajío, durante los primeros tres meses del año, San Luis Potosí registró un alza en ventas del 10.1 por ciento, Guanajuato 8.9 y Querétaro 5.0 por ciento.

En la región se comercializaron 39 mil 638 automóviles durante el periodo. Las agencias automotrices en Querétaro vendieron nueve mil 289 unidades y en San Luis Potosí siete mil 824.

Por su parte, Guanajuato se ubicó en el sexto lugar a nivel nacional en el número de automóviles vendidos en los primeros tres meses del año y superó la media nacional que alcanzó las 11 mil 820 unidades.

Querétaro estuvo en el lugar número 13, San Luis Potosí en el 16 y Aguascalientes en el 18. A nivel nacional, la Ciudad de México fue la que más autos vendió en el periodo con 66 mil 986 unidades, mientras que en el Estado de México fueron 41 mil 980, Jalisco 33 mil 581, Nuevo León 29 mil 855 y Puebla 19 mil 368.

Guillermo Prieto , presidente ejecutivo de la AMDA, reconoció que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) necesita un ajuste después de 20 años de haberse firmado, siempre y cuando no se afecte su esencia.

“En el caso más optimista no habría nuevos aranceles, pero sí sería importante modernizar el TLCAN.”