Bajío

Adopción de industria 4.0 aún tomará tiempo en empresas mexicanas

Todavía hay en el país un rezago considerable en el desarrollo de capital humano especializado en el tema de procesos tecnológicos de alto valor agregado para las distintas industrias.
Lucero Almanza
16 noviembre 2017 6:7 Última actualización 16 noviembre 2017 6:13
participantes en el Foro Sanvik

Participantes en el foro sobre maquinaria digital de la empresa Sandvik Coromant. [Lucero Almanza]

Empresarios, analistas y académicos reconocieron que el camino para la adopción de la industria 4.0 por parte de las empresas mexicanas aún tomará tiempo, en el sentido de que el proceso representa un paradigma para las compañías tanto en la adopción de tecnología como en las inversiones que deben hacerse en la misma.

Ester Codina, directora general de Sandvik Coromant México, dijo que las firmas deben destinar recursos en estos ajustes, a partir de los objetivos que poco a poco se vayan estableciendo.

“La industria de la manufactura está en una constante evolución y es un gran reto para todos los países y para todas las empresas adaptarse adecuadamente a las nuevas tecnologías” afirmó en el marco de la mesa redonda, “Maquinaria digital, la producción del futuro”.

“Estamos en ese proceso y nos vamos a tardar un poco en definir en los recursos que se apliquen y sobre todo, en la rentabilidad que representa. Hasta que eso no se haya definido seguiremos en ese proceso de cambio”, sostuvo.


En el foro de discusión, organizado por Sandvik Coromant, especialistas indicaron que de acuerdo con algunos estudios, las compañías deben invertir alrededor de 3 por ciento de su presupuesto de ventas totales, en investigación. Aunque depende también, del tamaño de la empresa y el sector en el que se desarrolla.

Por su parte, Alberto Casas, director general de Mapremex, advirtió que la digitalización en el sector productivo no es una opción, es una realidad que debe partir de un objetivo concreto, de un proyecto de negocio.

Además, expuso, sumarse a esta revolución tecnológica no es cuestión de un solo elemento, sino es un trabajo conjunto que involucra a las personas, los procesos productivos y la propia tecnología.

Los participantes coincidieron en que un área de oportunidad para todas las regiones del país, está en la educación, en donde todavía hay un rezago considerable en cuanto al desarrollo de capital humano especializado en el tema de procesos tecnológicos de alto valor agregado para las distintas industrias.

Miguel Ramírez, director del Departamento de Mecatrónica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de México, agregó en este sentido, que el reto es que las empresas, junto con las autoridades académicas y las autoridades –la Triple Hélice- puedan colaborar con planes estratégicos, de tal forma que los procesos de digitalización y cambios tecnológicos, se puedan asimilar de una manera más ágil y con más detalle.