Bajío

Acremex a la deriva; nadie sale a su rescate

Ninguna de las cajas interesadas seguirá con el proceso de consolidación de la cooperativa; sigue incertidumbre entre sus más de 30 mil socios.
ROCÍO HERNÁNDEZ MONREAL
09 noviembre 2015 10:33 Última actualización 09 noviembre 2015 11:3
Etiquetas
Acremex

Acremex fue fundada por sacerdotes jesuitas en los años cincuenta. [Rocío Hernández]

LEÓN, Gto.— Ninguna caja de ahorro rescatará a la cooperativa Acremex que tiene más de 30 mil socios, anunció Tomás Carrizales Villegas, presidente del Comité del Fideicomiso del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Focoop).

En entrevista con EL FINANCIERO Bajío, informó que “las siete cooperativas que en su momento mostraron interés ya terminaron de hacer su revisión, ya concluyeron sus informes y todo, y desafortunadamente ninguna de las siete que estaban en revisión, mantienen interés en Acremex”, dijo.

Se esperaba que Acreimex de Oaxaca, Caja Morelia Valladolid de Michoacán, CoopDesarrollo de San Francisco del Rincón, Guanajuato; y las cuatro cajas que pertenecen a la Federación de Alianza: Apaseo El Alto, Cortazar, Cerano y Peñitas de León pudiera iniciar el proceso para el traslado de activos y pasivos.


Sin embargo, ninguna mantuvo su posición. De acuerdo con Carrizales, las cooperativas más pequeñas debieron analizar la situación para ver si podría mantener sus indicadores financieros dentro de los mínimos que marca la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), o bien pudo ser que se les limitó la información de la real situación de Acremex.

Por lo anterior y para evitar que los ahorros se entreguen por medio del Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores (Fipago) y los socios reciban sólo el 70 por ciento de sus ahorros o 132 mil pesos por ahorrador (25 mil Udis) según el monto de cada uno, será labor del Consejo de Administración de Acremex reaccionar rápido para buscar integrarse a otras cajas.

Hay casos de socios como el de Concepción Villalpando, viuda de Hernández, quien tiene más de 90 años de edad, y ahorros por más de medio millón de pesos. Esos recursos los obtuvo con la venta de su casa y su objetivo era dejar un patrimonio a su hija Paloma, quien con más de 50 años de edad no tiene ningún apoyo particular y carece de posibilidades de trabajo.

Este es sólo un caso de las miles de historias que se escuchan entre los afectados por la crisis de esta organización que en un tiempo se llamó Jol-Gua-Ber, fundada por padres jesuitas en los años cincuenta para beneficio de las clases económicamente débiles de León y que además fue la madre y maestra de muchísimas cooperativas de ahorro y préstamo de los estados de Guanajuato, Aguascalientes y Michoacán.

Carrizales Villegas dijo que las mejores opciones podrían ser Caja Popular Mexicana, o hacer que reconsideren su decisión Morelia Valladolid o CoopDesarrollo; pero la decisión deberá tomarse antes de terminar el presente año fiscal (31 de diciembre de 2015), para poder definir su situación en la fecha límite de resolución, que es mayo de 2016, y así salvar la mayor parte de los ahorros de los asociados.

Refirió que son tres los mecanismos que se prevén de acuerdo con las reglas de operación en el Fipago: uno es traslado de activos y pasivos que es el más recomendado; el otro es fusión, que sería parecido al primero, pero más tardado y el tercero, la liquidación de la cooperativa con el pago a ahorradores y es el que se trata de evitar.

Este último es el más complejo, ya que incluso con todos los recursos que pudiera apoyar el Fipago hay bienes que no se venden instantáneamente como los créditos, bienes adjudicados, activos fijos, entre otros y sería más difícil recuperar el 100 por ciento de los ahorros de los socios al tener que esperarse hasta que sean líquidos los activos.

PINTAN SU RAYA


El secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, aseguró que el asunto de Acremex va bien, pues se le dio una prórroga hasta mayo del próximo año para la consolidación.

Insistió en que la cooperativa no está en quiebra y sólo en caso de que lo estuviera el gobierno del estado tendría que intervenir.

“Acremex buscó a las autoridades federales, a Fipago, ellos les están dando la oportunidad de que se consoliden con otras instituciones y nosotros todavía no participamos dentro de ese proceso”, insistió.
En tanto, el delegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Vicente López Portillo Covarrubias, dijo que esta institución no es competente para recibir reclamaciones en contra de esta sociedad, ya que solamente puede recibir quejas relacionadas con de instituciones financieras autorizadas, y Acremex no tiene autorización.

Informó que en el estado de Guanajuato hay 20 cajas de ahorro autorizadas para operar, de las cuales cinco están en León: Caja Popular Mexicana, Caja Popular La Merced, Caja Popular Peñitas, Caja Popular Santa Margarita Ma. de Alacoque y Caja Morelia Valladolid.

“Estas sociedades cuentan con un seguro de protección de hasta 132 mil pesos, que en caso de un problema financiero con la sociedad, ese dinero está seguro”, refirió el delegado.

Agregó que cuatro cajas están en proceso de autorización, es decir, que ya se encuentran en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y “es muy probable que pronto se dé su autorización”.

De estas cuatro cooperativas, tres pertenecen a León: Caja Popular Arboledas, Caja Popular José Antonio Urquiza y Caja Popular San Nicolás.

El delegado señaló que seis cajas más están en proceso de consolidación, es decir, “que están buscando cómo fusionarse para que el dinero de los socios se conserve al cien por ciento”. Acremex León está en ese proceso.