Bajío

Abrirá Poli Bajío una planta en Querétaro

La compañía en la entidad queretana se dedicará a la producción de empaques flexibles de polietileno, de procesos de extrusión, impresión, entre otros.
Lucero Almanza
06 junio 2017 8:46 Última actualización 06 junio 2017 8:46
Sandro Marcial Ortigoza, gerente de planta de Poli Bajío.

Sandro Marcial Ortigoza, gerente de planta de Poli Bajío.

QUERÉTARO, Qro. La empresa del sector de plásticos, Poli Bajío, iniciará hacia finales de este año la operación de su planta en el municipio de San Juan del Río, la primera en el estado, indicó Sandro Marcial Ortigoza, gerente de planta de la compañía.

Poli Bajío forma parte de la empresa PO Empaques Flexibles, ubicada en Veracruz. La compañía en la entidad queretana se dedicará a la producción de empaques flexibles de polietileno, de procesos de extrusión, impresión, entre otros, dijo en entrevista.

Marcial Ortigoza mencionó que comenzarán con aproximadamente 400 toneladas de producción al mes, y una planta laboral de 75 trabajadores.


Comentó que la demanda del mercado, así como la atención de sus clientes en la zona de Querétaro, fueron las causas por las que se decidió establecer una nueva ubicación en el estado.

“A finales de julio se entregará la planta, y, a inicios de septiembre comenzará a llegar la primera maquinaria para el área operativa de impresión, y entre diciembre y enero llega la segunda maquinaria para extrusión”, comentó.

Respecto al personal, indicó que comenzarán la operación de la nueva planta con 75 personas, para continuar una segunda etapa con 150 trabajadores y concluir con 250 colaboradores cuando la compañía se encuentre al 100 por ciento de su capacidad.

Como parte del proceso de preparación para el inicio de producción, Poli Bajío llevó a cabo una primera capacitación de 20 personas en el Centro Queretano de Herramentales (CQH).

Sandro Marcial destacó la importancia de atender los requerimientos teóricos y prácticos en el tema, para que los colaboradores puedan realizar su trabajo de la mejor forma.

En esta ocasión, dijo, se llevó a cabo un curso teórico de inducción de plásticos, en aspectos de adhesivos, refine y bolseo. Esto, debido a los procesos que se realizan en las áreas de extrusión, de soplado, impresión y laminación.

“Fueron 20 personas operativas, porque a ellos se les exige más en cuanto a conocimientos, por el equipo y el proceso en el que participarán”, expuso el gerente de planta. Ahora, los trabajadores acudirán entre seis y siete meses a la compañía en Ixtaczoquitlán, Veracruz, para concluir con la capacitación práctica.