Bajío

Abre Mazda su “casa” en el corazón de la capital guanajuatense

Patrocinadora del Festival Internacional Cervantino, la armadora japonesa presenta en la antigua casona un showroom y una exposición fotográfica sobre la instalación de su planta en Salamanca.
Carlos Pacheco
09 octubre 2014 8:16 Última actualización 09 octubre 2014 8:30
Casa del Conde Rul, ahora edificio Mazda. Foto: Carlos Pacheco.

La Casa del Conde Rul, escaparate para Mazda. (Carlos Pacheco)

GUANAJUATO, Gto.— La empresa japonesa constructora de automóviles Mazda ocupó desde el inicio de actividades de la 42 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC) la Casa del Conde Rul en la capital guanajuatense.

Este emblemático edificio con más de 300 años de historia ha sido utilizado como museo y recinto papal durante la visita de Benedicto XVI en marzo de 2012.

El edificio de fachada neoclásica data del siglo XVII, y de acuerdo con estudiosos de este tipo de obras, el lugar es considerado como una joya arquitectónica, por sus elegantes y minuciosos detalles constructivos.



Sin embargo ahora y hasta el término del festival será la sede de bienvenida de la reconocida armadora nipona, que ha “vestido” el salón principal con un vehículo que promociona la marca de autos.

En el primer piso de esta vieja casona se encuentra la tienda de souvernirs, en donde se comercializan todo tipo de accesorios con la marca Mazda, como gorras, chamarras, camisas, relojes, e incluso celulares; en esta misma planta se encuentra una cafetería con vista a la Plaza de la Paz.

En el segundo nivel se encuentra un showroom de los vehículos que comercializa la empresa, así como una exposición fotográfica de la instalación de la armadora ubicada en Salamanca, Guanajuato.

Según el gobierno del estado, este “centro de reunión” fue instalado para dar apoyo a una de las más importantes empresas niponas inaugurada por el propio Enrique Peña Nieto en febrero del 2014.

“La casa del Conde Rul, es parte de la Casa Japón,”, fue el único comentario emitido por las autoridades guanajuatenses, sin embargo en el lugar no hay ningún emblema nipón, sino únicamente imágenes promocionales de la marca de autos.

Mazda es patrocinador del FIC, además de que aporta los vehículos oficiales del festival, en los que se traslada a los artistas a sus presentaciones. Utiliza modelos Mazda 3, los cuales fabrica en su planta salmantina.

Sin embargo, para habitantes y residentes de la capital del estado, esta cesión del espacio es una muestra de la inconciencia de parte de las autoridades, pues se trata de un sitio reservado para actividades culturales.

“No deberían ocupar este tipo de espacios para promover a este tipo de negocios, ya que están reservados para otras cosas, la verdad, aquí estuvo el papa, y ahora lo hacen cafetería, pues la verdad se ve muy mal”, comentó María Rodríguez habitante de la capital guanajuatense.

La Casa del Conde Rul

Según la historia, este emblemático inmueble perteneció a un yerno del Conde Rul, quien fuera coronel del regimiento provincial de Valladolid y posteriormente combatiera al lado del Ejército Realista junto a Félix María Calleja, quien luego de la victoria en la Batalla del Puente de Calderón fue nombrado coronel del Batallón Guanajuato.

Hasta la fecha, la casa denota un gran poderío y habla sobre la importancia arquitectónica de la ciudad de Guanajuato, lo cual coloca al estado como uno de los mejores destinos turístico.

La fachada principal, de estilo neoclásico y cantera rosa, fue construida por el arquitecto José del Mazo y Avilés, que –se dice– también participó en la edificación de la ahora famosa Alhóndiga de Granaditas.