5 características que un emprendedor debería tener
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 características que un emprendedor debería tener

COMPARTIR

···

5 características que un emprendedor debería tener

Emprender no es fácil, pero podemos identificar características emocionales y de personalidad que hacen menos áspero este camino

Opinión Bajío / Daniel Rosillo Álvarez
02/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Todos tenemos a un conocido que acaba de abrir su nuevo negocio de lavado de autos, venta de tacos, alguna fonda, etcétera.

Al igual que todos conocemos a esa persona que se la pasa siempre ahorrando para comenzar lo antes posible (aunque nunca llega el momento) con su nuevo negocio que se convertirá con el tiempo en parte de las Fortune 500 y le traerá un nuevo estilo de vida.

Todos sabemos también de aquellos que invirtieron grandes cantidades de dinero, tiempo y esfuerzo en estas ideas y terminaron fracasando estrepitosamente. Todos queremos emprender, pero no tenemos idea de qué se necesita para tener éxito emprendiendo.

¿Qué características tiene un emprendedor exitoso? ¿Depende al 100 por ciento del talento de cada persona que una idea de negocio llegue a buen puerto o depende también de la suerte y elementos externos? ¿Existe un camino o una receta que haga más fácil el camino de un emprendedor?

En algo definitivamente todos estamos de acuerdo: emprender no es fácil, pero también podemos identificar características emocionales y de personalidad que hacen menos áspero este camino:

  • Capacidad de discernir: Un emprendedor se enfrenta a cientos de obstáculos en su día a día que lo ponen a prueba. Uno de los principales es la opinión (muchas veces no solicitada) de personas que pueden construir o destruir nuestras ideas y ambiciones. Es por eso que aquellos que tienen éxito son capaces de desechar las opiniones y comentarios que no les son útiles y quedarse con aquellos que favorecen sus aspiraciones.
  • Resiliencia: Además de ideas y opiniones, te enfrentarás todos los días a situaciones que jamás te hubieras imaginado que te podrían suceder (tu producto no es lo que esperabas, no poder pagar a tus empleados, no tener suficiente materia prima, no poder cubrir la demanda que tienes, peleas entre accionistas, chismes, etcétera, la lista es infinita), es por eso que un emprendedor tiene que tener una gran fortaleza para soportar los golpes y ser flexible para sortear los obstáculos.
  • Apasionado: Si no te gusta lo que haces, mejor no lo hagas. Un gran emprendedor está enamorado de su idea, producto o servicio, aunque también es suficientemente maduro para verlo crecer y cambiar.
  • Motivado: Si te hacen la pregunta “¿Qué es lo que te hace levantarte todos los días a pesar de los obstáculos y problemas?” y no tienes una respuesta en tu cabeza, piensa dos veces antes de emprender. Una persona motivada, no solamente en la parte material, sino realmente con una razón de ser con la que realmente se identifique, seguro tendrá éxito en cualquier objetivo que se ponga en frente, por más complicado y obtuso que parezca el camino que le espera enfrente.
  • Suertudo: Tenemos que admitirlo, muchas veces el que una idea sea exitosa depende de factores externos a cualquier emprendedor. Lo que hay que tener muy en claro es que, si un emprendedor no está preparado para aprovechar los golpes de suerte, jamás tendrá éxito en sus proyectos.

Ser emprendedor no es fácil, pero si tienes claro tu objetivo y desarrollas las características que ya mencionamos seguro llagarás a tener éxito, no sólo como emprendedor, sino en cualquier empresa que te propongas en tu vida. Al final emprender es solamente eso: saber vivir, afrontar, resolver y mover nuestro día a día para disfrutar nuestra vida.

*Licenciado en Relaciones Internacionales y coach de equipos de la Licenciatura en Liderazgo, Emprendimiento e Innovación (LEINN) en la Universidad Mondragón México.

drosillo@mondragonmexico.edu.mx