Nueva York quiere ponerle un alto a Uber
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nueva York quiere ponerle un alto a Uber

COMPARTIR

···

Nueva York quiere ponerle un alto a Uber

El Concejo Municipal de Nueva York está por aprobar un límite de un año para licencias nuevas de Uber y otros vehículos de viajes compartidos, debido a un exceso de autos en la ciudad.

Bloomberg por Henry Goldman
07/08/2018
Tráfico en Nueva York
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Concejo Municipal de Nueva York aprobará un límite de un año para licencias nuevas de Uber y otros vehículos de viajes compartidos como parte de un amplio paquete de regulaciones destinado a reducir el tráfico y detener la reducción de los salarios de los conductores.

El límite, cuya votación está programada para el miércoles.

El paquete, que también incluye un salario mínimo, se produce después de una serie de suicidios de conductores afectados por la difícil situación económica provocada por un exceso de oferta de taxis, vehículos solicitados por aplicaciones y limusinas.

La ciudad tiene más de 80 mil vehículos basados en aplicaciones, a menudo sin pasajeros, frente a los 12 mil 600 que había en 2015, según la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad de Nueva York.

Las empresas basadas en aplicaciones Uber, Lyft y Via Transportation intentaron impedir la votación del concejo con una oferta para establecer un fondo de 100 millones de dólares ara ayudar a los conductores endeudados que habían pedido cientos de miles de dólares para comprar permisos para operar taxis hace años. Los miembros del concejo rechazaron el acuerdo.

Los proyectos de ley del concejo también establecen un estándar de salario mínimo, después de que un estudio concluyera el mes pasado que el 85 por ciento de los conductores de vehículos de alquiler ganan menos de 17.22 dólares por hora.

Uber, con sede en San Francisco, que fue fundada en 2009 y opera en más de 600 ciudades en todo el mundo, se opone a cualquier límite establecido por el gobierno para los conductores.

El límite de un año permite permisos adicionales ilimitados para automóviles con acceso para sillas de ruedas y excepciones en el caso de que los datos muestren que ciertos vecindarios requieren servicios adicionales de taxi.