Archivo

Vivienderas no van a concurso... todavía

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 16 mayo 2013 7:39

[Bloomberg] Geo y Urbi no descartan concurso mercantil. 


 
Claudia Alcántara / Antonio Sandoval / Marcela Ojeda
 
Las empresas constructoras de vivienda Corporación Geo y Urbi Desarrollos Urbanos niegan haber solicitado el concurso mercantil ante instancias federales, nacionales y estadounidenses, pero no descartan iniciar trabajos "preparativos".
 
De acuerdo con fuentes allegadas al proceso de reestructura de ambas compañías, consultadas por separado, aún es "prematuro" acudir al concurso mercantil, ya que buscarán agotar todas las instancias para lograr la reestructura de su deuda.
 
Señalaron que técnicamente podrían iniciar el concurso en paralelo con el periodo de negociaciones entre las vivienderas y sus acreedores; refirieron, sin embargo, que las empresas privilegiarán la posibilidad de obtener un acuerdo privado.
 
Al entrar a un concurso mercantil, indican, puede registrarse un pérdida de valor tanto para las constructoras como para sus acreedores.
 
Asimismo, afirmaron que las empresas no están aún en condiciones de proponer un concurso mercantil en México ni estarían preparadas para acogerse al equivalente -Capítulo 11- en Estados Unidos.
 
Geo y Urbi, dijeron las fuentes, no han realizado contrataciones de abogados expertos en estos procedimientos en la Unión Americana.
 
Sin embargo, no descartaron la posibilidad de acudir al concurso mercantil cuando se agote el proceso de negociación; en estos temas concursales, dijeron, siempre hay un proceso de preparación, aunque pueda no usarse.
 
En Urbi, la administración estima que el periodo de negociación con sus acreedores, involucrados en el convenio de espera (stand still), será aproximadamente de 60 a 90 días. De no lograr un acuerdo de reestructura, la compañía tendrá que enfrentar en tribunales más demandas.
 
Los requisitos
 
Hasta ayer, el Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom) no conocía de ningún procedimiento de solicitud de inscripción de concurso mercantil de las vivienderas, voluntario o involuntario (de acreedores).
 
La directora general del Ifecom, Gricelda Nieblas Aldana, afirmó lo anterior y resaltó que a pesar de que las vivienderas enfrentan problemas serios de liquidez, no hay una gestión dirigida "al menos totalmente" a buscar un concurso mercantil, dado que están haciendo primero un esfuerzo privado.
 
La funcionaria aclaró que para solicitar un concurso o para que el acreedor demande el procedimiento, tienen que cubrirse condiciones establecidas por el artículo 10 de la Ley de Concursos Mercantiles.
 
Para calificar, los adeudos tienen que representar la tercera parte de los pasivos totales de la compañía y tener un vencimiento por lo menos de un mes; ambos temas deben estar presentes.
 
Otra condición, dijo, es que se valúe la iliquidez de la empresa. Las reservas territoriales no calificarían para obtener liquidez, sino que tiene que ser dinero contante y sonante, o cuentas por cobrar con un máximo de tres meses.
 
Afirmó que los vencimientos deben contarse a partir de lo establecido en los contratos o a partir del vencimiento de los periodos de gracia, si éstos existen; indicó que en algunos contratos se permite por incumplimiento de pago parcial o de intereses, acelerar el vencimiento total de la deuda, siendo entonces esa la fecha que debe considerarse.
 
Dijo que aunque no cuenta con elementos suficientes para determinar si las constructoras son candidatas o no a un concurso mercantil, de llegar a un acuerdo privado con algunos de sus acreedores -no con todos-, o los montos que lleguen a reestructurarse son insuficientes, podrían iniciar un concurso mercantil con acuerdo previo y tener un trámite más rápido.
 
Luis Madrazo, titular de la Unidad de Banca de Desarrollo de la Secretaría de Hacienda, dijo que el 30 de mayo terminarán de anunciar los elementos más importantes de la política de vivienda: los subsidios y una política de financiamiento congruente.
 
Ello dará certidumbre a la industria, agregó.
 
Vivienderas, piso
 
Las acciones de las desarrolladoras tuvieron un miércoles agitado en la Bolsa Mexicana de Valores, con precios cerca de sus mínimos históricos, nuevamente.
 
El precio de las acciones de Ara bajó 1.04%, ubicándose en 4.75 pesos; las de Geo retrocedieron 5.91%, a 5.25 pesos; las de Homex bajaron 2.51%, a 10.50 pesos; las de Sare cayeron 6.46%, a 0.46 centavos; y las de Urbi perdieron 2.39, con 2.04 pesos.
 
Con información de El Financiero Diario.