Archivo

Vips será ‘comida de tres tiempos’ para Alsea

10 febrero 2014 4:32 Última actualización 14 octubre 2013 5:2

 [Consolidación, renovación y expansión serán los platillos / Arturo Monroy / El Financiero]


 
Miguel Ángel Pallares
 
Como si se tratara de una comida degustada en tres tiempos, la adquisición de Vips por parte de Alsea se dividirá en tres fases: la consolidación, renovación y expansión de la marca.
 

Según analistas, estas etapas podrían tardar desde un par de trimestres hasta años, lo que dependerá del plan de inversión que tenga la operadora de franquicias.
 

El pasado 10 de septiembre, Alsea anunció la adquisición de la división de restaurantes de Walmart, la cual estaba integrada por Vips, que representa el 79.7 por ciento del total de las unidades, seguida por El Portón, Ragazzi y La Finca, en una transacción valuada en 8 mil 200 millones de pesos.
 

En cuanto los accionistas y la Comisión Federal de Competencia autoricen la transacción, Vips deberá iniciar un proceso de consolidación de su modelo de negocio que integre desde la cadena de abasto, el desarrollo inmobiliario y la asesoría por parte de la pasada administración con el objetivo de conocer a fondo la operación de los 362 restaurantes, explicaron expertos.
 

“Primero se debe consolidar la operación, integrarla a Alsea y mantener los procesos, ya que Vips está bien administrado. Por esta razón, el primer año es probable que la administración no haga cambios sustanciales y mantenga los formatos como hasta ahora”, comentó Gustavo Terán, analista de Actinver.
 

Alsea deberá realizar investigaciones y planteamientos de mejoras, las cuales incluirán el rediseño de los formatos, ambiente, clientes, publicidad, menús, campañas y reestructuración de la marca.
 

“Estos procesos pueden durar un año o menos, probablemente un par de trimestre para que se comience a ver un cambio en cuanto a imagen y procesos”, consideró Carlos González, director de análisis de Monex.
 

De acuerdo con Alsea, en este punto de la integración se buscará mejorar la experiencia del cliente desarrollando campañas de mercadotecnia, haciendo eficientes reconversiones de tiendas e incrementando sinergias en el modelo de servicios compartidos, que incluyen la cadena de suministro.
 

La renovación de la marca Vips será uno de los mayores retos para la compañía.
 

De acuerdo con Isabel Blasco, directora general de Interbrand, este proceso puede durar más de nueve meses.
 

“Todo depende de la inversión, pero en un año se puede cambiar la percepción del consumidor, claro que es más rápido cambiarla que construirla y si le metes inversión y haces una campaña digital y de renovación, en un año ya se pueden empezar a percibir los cambios”, indicó.
 

Antes de dos años a partir de la adquisición, Alsea deberá comenzar con su plato fuerte: la expansión nacional e internacional de Vips, sin embargo, los analistas estiman que este proceso dependerá de la ambición del grupo. “Llevarlo al extranjero se ve más lejano”, dijo Marisol Huerta de Banorte-Ixe. Desde la compra, el precio de la acción de Alsea ha subido 17.5 por ciento.