Archivo

Videgaray rechaza que reforma hacendaria afecte inversiones

06 febrero 2014 7:0 Última actualización 06 noviembre 2013 17:23

[Videgaray dijo que México se encontrará por debajo de países como Chile, EU o Corea del Sur en carga tributaria para el ingreso empresarial./ Cuartoscuro]  


 
 
 Notimex
 
 
El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, rechazó que la reforma hacendaria, que elevará la carga tributaria a las empresas, afecte las inversiones, pues el país todavía estará por debajo de naciones como China y Estados Unidos en este rubro.
 
Con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), refirió que antes de la reforma hacendaria, México ocupaba el lugar número 32 en cuanto a la carga tributaria al ingreso empresarial (resultado de combinar los tributos a las utilidades y a los dividendos) y pasará ahora a la posición 24.
 
Sin embargo, dijo, todavía se encontrará por debajo de países como Chile, Estados Unidos, Canadá o Corea del Sur, por lo que México seguirá siendo uno de los países con menores cargas tributarias para el ingreso empresarial.
 
"Se ha dicho mucho que la reforma convertirá a México en un país poco atractivo para la inversión, según datos de la OCDE esto no es correcto", dijo durante su participación en la Sesión Plenaria 2013 de Banorte-Ixe.
 
Al destacar que esta reforma cierra huecos y evita la elusión, el funcionario federal reconoció que no resuelve el problema de la redistribución del ingreso, sin embargo, permitirá un régimen más redistributivo que el de Chile y Corea.
 
Videgaray Caso resaltó que la reforma se está dando en un contexto de bajo crecimiento y por eso el gobierno federal propuso que en 2014 se use el déficit público para acelerar el crecimiento y creación de empleo.
 
"La reforma y esta medida contracíclica permitirá aumentar la inversión pública un 30 por ciento, el mayor incremento de la historia reciente, eso es lo que necesita México, el gobierno no puede quedarse cruzado de brazos ante la disminución del crecimiento y es ahora cuando se tiene que utilizar la política fiscal para dar este impulso", anotó.
 
El funcionario también aseguró que es falso que el déficit público, de 1.5 por ciento, será el más alto de los últimos 15 años, y explicó que la medida del déficit más amplia, que son los requerimientos financieros del sector público, implica que habrá requerimientos por 4.1 por ciento del PIB, superiores a los de este año de 3.2 por ciento.
 
Sin embargo, agregó que durante los años 2009 y 2010 se tuvo un déficit más elevado de lo que se tendrá el próximo año, conforme a cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual se hizo como un estímulo contracíclico para animar a la economía en un tiempo de bajo crecimiento y eso es lo que se hará en 2014, puntualizó.
 
"Las cifras que reporta el FMI, estas cifras en particular de déficit, de 5.1 por ciento en 2009 o 4.3 por ciento en 2010 no corresponden necesariamente a las que reporta el gobierno mexicano", y por ello en la reforma hacendaria se busca homologar la contabilidad a los mejores estándares de transparencia en contabilidad macroeconómica, puntualizó.