Archivo

Videgaray, el mejor amigo de las izquierdas

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 12 septiembre 2013 5:51

[Asegura que reforma financiera se aprobó con gran profesionalismo, seriedad y patriotismo / El Financiero] 


 
 
Víctor Chávez
 
 
Seguro, firme, pero dispuesto al diálogo y a los acuerdos, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, soltó a los diputados: ¡Los impuestos son impuestos, no son consensos, y por eso siempre ameritan debate!
 
 
Aunque al inicio de su comparecencia ante la Cámara de Diputados los elogios fueron mutuos y que, con ellos, se convirtió en “el mejor amigo de las izquierdas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el buen trato no lo libró de un alud de recriminaciones por la propuesta del Ejecutivo de cobrar el IVA en colegiaturas en el 2014.
 
 
Desde temprano, el líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, marcó la línea del partido en contra del gravamen:
 
 
“Es un tema en el que no simpatiza mucho el priismo; lo estamos discutiendo, lo más seguro es que no se apruebe".
 
 
La instrucción la atendió la diputada tricolor Patricia Araujo en tribuna: “Solicitaremos conocer a detalle las implicaciones de este gravamen y, sobre todo, entablar un diálogo constructivo para evaluar y analizar esta propuesta, tal como lo manifestó nuestro coordinador, el diputado Manlio Fabio Beltrones”.
 
 
Por ello, Videgaray atendió los reclamos y metió reversa en su estrategia fiscal: “La administración del presidente Enrique Peña Nieto entiende la posición de los diputados, es sensible a estas consideraciones y ve con buenos ojos encontrar otras fórmulas para no afectar la economía de los padres de familia”.
 
 
Con ello y con capital ganado que traía después de las provechosas negociaciones de la reforma financiera, se echó a la bolsa a la oposición.
 
 
 
Bien atendidos
 
 
“Nunca habíamos sido tan bien atendidos, escuchados y tomadas en cuenta nuestras propuestas en materia de reforma financiera, a través de subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela Rodríguez”, agradeció la diputada del PT, Lilia Aguilar Gil.
 
 
“Estamos ante una reforma de gran dimensión y complejidad, que si cumple lo que propone podría ser de signo progresista. Es adecuado que se anuncie la no aplicación de IVA; esos son reclamos y posiciones de la izquierda y si se concretan bien y sin simulaciones, podrían reconocerse como logros”, completó el diputado del PRD, Carol Altamirano.
 
 
Casi con alfombra roja, el funcionario entró al salón de plenos con una sonrisa del tamaño de su responsabilidad, y tardó casi 20 minutos en saludos, besos, abrazos, fotos, peticiones y felicitaciones para poder llegar a la tribuna.
 
 
“Ahora es el mejor amigo de todos, hasta de la izquierda”, dijo entre curules un legislador del Partido Verde.
 
 
Cuatro o cinco pancartas improvisadas -¡No al IVA en colegiaturas! ¡No al IVA en rentas! ¡Bajar salarios en 25% en salarios de funcionarios públicos!- de media docena de diputados del PRD pasaron casi inadvertidas. Lo más visible fueron las hojas blancas tamaño carta sobre las curules panistas. 
 
 
Con apenas 290 diputados registrados en el tablero electrónico, alcanzó quórum apenas de panzazo,  pero  agradeció el buen trato y correspondió con un “reconocimiento” al trabajo de los diputados que aprobaron “con un gran profesionalismo, seriedad y patriotismo” la reforma financiera.