Archivo

Ventas minoristas en EU superan pronósticos

06 febrero 2014 6:59 Última actualización 20 noviembre 2013 9:47

[En octubre, las ventas en tiendas de electrónica y electrodomésticos registraron la mayor alza desde abril. / Bloomberg / Archivo]  


 
Reuters
 
WASHINGTON.- Las ventas minoristas de Estados Unidos subieron 0.4 por ciento en octubre tras permanecer sin cambios en septiembre, dijo el miércoles el Departamento de Comercio, lo que sugiere un impulso a la economía a comienzos del cuarto trimestre.
 
Economistas consultados esperaban que las ventas minoristas subieran 0.1 por ciento el mes pasado.
 
El Departamento de Comercio también informó que las llamadas ventas minoristas subyacentes, que excluyen la comercialización de automóviles, gasolina y materiales de construcción, subieron 0.5 por ciento el mes pasado tras avanzar 0.3 por ciento en septiembre.
 
Economistas consultados pronosticaban que las ventas minoristas subyacentes, que se corresponden en forma más cercana con el componente del gasto del consumidor del producto interno bruto, avanzaría 0.3 por ciento en octubre.
 
El alza mayor a lo esperado en las ventas minoristas subyacentes sugiere que el gasto del consumidor probablemente se acelerará desde el mínimo de dos años del tercer trimestre y seguramente limitará los riesgos a la baja para el crecimiento económico en el cuarto trimestre.
 
Las ventas subyacentes del mes pasado fueron impulsadas por sólidas ganancias en los rubros de ropa, muebles, electrónicos y bienes deportivos, entre otros.
 
Las ventas en tiendas de electrónica y electrodomésticos registraron la mayor alza desde abril, lo que sugiere un impulso residual a partir de la introducción el mes previo del nuevo teléfono iPhone de Apple.
 
El reporte también indica que la paralización parcial de 16 días del Gobierno federal en octubre no tuvo un gran impacto en las ventas.
 
Las ventas en concesionarias de automóviles y de piezas de autos repuntaron 1.3 por ciento luego de caer 1.2 por ciento en septiembre.
 
Eso ayudó a compensar una caída en ventas en estaciones de servicio y una baja en los recibos en tiendas de material de construcción y de equipamiento de jardín.