Archivo

Ven ‘corta’ reforma fiscal para Pemex

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 31 julio 2013 5:32

[Cuartoscuro]


 
 
Sergio Meana
 
 
Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos, aseguró que pensar en que una reforma fiscal para Pemex sería la solución a los problemas de la empresa que él dirige es una falacia.
 
Con mensaje para quienes creen que el único problema de la paraestatal es que se paga una mayor cantidad de impuestos que la cantidad que reciben por ingresos, afirmó que la capacidad financiera de la paraestatal es notable.
 
 
“En el 2012 Pemex logró un Ebitda (ingresos antes de impuestos, depreciación y amortización) de 88,000 millones de dólares, es decir una capacidad financiera notable, y esta cifra el mercado muchas veces la utiliza para decir que con una reforma fiscal Pemex estaría bien y esto no es cierto, esto es una falacia”, declaró.
 
 
Distintos analistas políticos y económicos coinciden en que una reforma fiscal es necesaria ante una eventual reforma energética, pues uno de los principales problemas de la paraestatal es que aporta 33% de los ingresos de la Secretaría de Hacienda.
 

Este monto asciende a 229,320 millones de pesos, es decir que Pemex paga 600 millones de pesos de impuestos todos los días, lo que deja poco margen a inversiones propias.
 
 
El directivo indicó en la clausura del evento 'Seminario sobre la Experiencia de Colombia en materia petrolera' que los verdaderos cambios que se necesitan en el sector energético mexicano son mayores inversiones en hidrocarburos no convencionales, autonomía financiera y de gestión y reducir las obligaciones operativas.
 
 
Esto en respuesta a los cambios recientes que ha sufrido la industria impulsados principalmente por la revolución del gas shale en Estados Unidos y el dramático crecimiento de tecnología para la explotación en aguas profundas, cambios en los que Pemex, resaltó Lozoya, se ha rezagado.
 

En el tema de autonomía financiera pidió al gobierno que sea eliminado el techo de inversión que cada año se le impone y poder escoger sus propios proyectos ya que los márgenes de ganancia y los costos de inversión difieren mucho en cada proyecto.