Archivo

Vaticano desconoce número de sacerdotes juzgados por pederastia

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 16 enero 2014 12:33

  [La Iglesia ha sido sometida a una serie de preguntas por parte de 18 integrantes de la ONU en relación a casos de pederastia./Cuartoscuro] 


 
Notimex


GINEBRA.- El Vaticano reconoció no tener estadísticas ni mayor información sobre el número de casos de sacerdotes que han sido juzgados por el Estado en el que se han cometido delitos de pederastia.
 
LEE TAMBIÉN: Casos de pederastia hacen de la Iglesia un objeto de burla: Papa

En los casos en los que un sacerdote comete este delito y el Estado lo llega a juzgar, "es la iglesia local la que da el seguimiento de los casos", reconoció el obispo auxiliar de Malta, Charles Scicluna.

"Y no tenemos mayor información sobre estadísticas ni el porcentaje de los que han sido condenados por el Estado", agregó Scicluna.
 
Estas declaraciones surgieron durante el examen del Comité de Expertos de Naciones Unidas (ONU) al Vaticano sobre su cumplimiento de los lineamientos de la Convención sobre los Derechos del Niño, de la cual la santa sede de la Iglesia católica fue uno de los primeros signatarios en 1990.

El día de hoy la delegación del Vaticano ha intentado responder al caudal de preguntas realizadas por los 18 expertos independientes del Comité de la ONU para los Derechos del Niño.
 
La delegación es liderada por el representante permanente del Vaticano ante la ONU en Ginebra, Silvano Tomasi, y el obispo auxiliar de Malta, quien fuera Promotor de Justicia (Fiscal General) en los casos de pedofilia en la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe.
 
La relatora del Comité de la ONU, Sara Oviedo, de Ecuador, con respecto a las cifras de los casos de sacerdotes culpables de pedofilia, reclamó al Vaticano porque "no hay transparencia ni rendición de cuentas".
 
Ante este flagelo y la manera en que la iglesia lo ha enfrentado, Tomasi argumentó que "las cosas son difíciles de cambiar".
 
"Para la Santa Sede este problema de abuso es una herida que afecta a nuestra comunidad y se siente en nuestra comunidad de fe", manifestó Tomasi.