Archivo

Urbanizas, el 'Big Brother' que mejora las calles

13 febrero 2014 5:1 Última actualización 15 noviembre 2012 19:30

{jcomments on}{jcomments off}Urbanizas, el 'Big Brother' que mejora las calles
 

 
   
Dos amigos crearon una aplicación para teléfonos y dispositivos móviles que permite a la ciudadanía reportar baches o falta de alumbrado, para que las autoridades se comprometan a resolver las problemáticas de los espacios públicos. Ésta es su historia.
 

Roberto Arteaga


 
El gobierno y las incubadoras de negocios no creían en esta idea: convertir al ciudadano en el denunciante de los baches o la falta de alumbrado en las calles a través de una aplicación en internet. No les parecía la mejor forma para resolver las fallas en las urbes del país y mucho menos para fundar una empresa. Pero 2 jóvenes mexicanos pensaron lo contrario y crearon Urbanizas.
 Urbanizas es una aplicación colaborativa para teléfonos y dispositivos móviles que permite a los ciudadanos participar en el diseño, edificación y reparación de los espacios públicos, que los usuarios evidencian por medio de sus reportes, así como de las fotografías que suben a la red.
  “No hay vuelta atrás: los ciudadanos ya tienen una voz distinta desde que poseen la capacidad de comunicarse por internet y utilizar sistemas que organizan sus opiniones para de este modo generar un cambio”, dice Marco Montes Neri, cofundador de la empresa.
 Acompañado de su socia y amiga, Michelle Domínguez Contreras , buscan demostrar que los emprendimientos sociales pueden convertirse en proyectos rentables a la mirada de los inversionistas.
 El pasado 1 de septiembre dieron el primer paso en la implementación de Urbanizas, al firmar un convenio de colaboración con el gobierno federal en Puebla para mejorar los espacios públicos del estado. Pero las aspiraciones del proyecto están dirigidas a llegar a otros países, como Estados Unidos (EU), en donde piensan aprovechar el auge de las nuevas tecnologías para que Urbanizas crezca y puedan desarrollarse nuevas ideas desde la misma plataforma.
 Conoce la historia de 2 amigos y los caminos que los llevaron a crear el ‘Big Brother’ que intenta cambiar el rostro de las calles.
 

Cambiar al mundo


 
 Michelle Domínguez y Marco Montes tienen 30 y 29 años, respectivamente. Se hicieron amigos desde que cursaban la educación preescolar en Puebla. Pero sus aspiraciones los llevaron por rumbos distintos.

Michelle optó por estudiar la carrera de administración de empresas, mientras que Marco cursó la licenciatura en Ingeniería Mecánica. Así, se distanciaron por varios años: él se dedicaba a la creación de páginas web y ella se desempeñaba en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
 
  Hace 5 años, se reencontraron cuando corrían un maratón en Puebla. Después de platicar, descubrieron que había un tema que los unía de nuevo: “Marco me dijo que quería cambiar el mundo a través de la tecnología, y yo quería cambiar al mundo de otra forma, entonces el objetivo era el mismo, y eso es lo que nos ha unido tanto”, cuenta Michelle.

El primer lugar en donde decidieron comenzar el cambio fue en los espacios públicos. De este modo, el conocimiento en el desarrollo de herramientas tecnológicas que tenía Marco y la experiencia en la administración pública de Michelle hicieron 'click' en noviembre de 2011 para que naciera Urbanizas.

Los dispositivos móviles y las computadoras serían el escenario en donde cobraría vida la nueva idea de los jóvenes poblanos, ya que a través de ellos los ciudadanos podrían denunciar, a través de fotografías, los baches y la falta de alumbrado en las calles, además de externar sugerencias para mejorar cualquier espacio público.

Pero al proyecto de emprendedurismo social le hacía falta un modelo de negocio que lo hiciera sustentable.

“Nosotros más que empezar a ver cómo ganabamos dinero, lo que queríamos era hacer que la gente lo usara y encontrara la forma de hacerle mejoras al proyecto, pero también hacía falta un modelo que financieramente lo hicera atractivo”, dice Michelle Domínguez.
 

 Tanque lleno


 
En abril de este año, Michelle recibió una llamada de Marco, quien se encontraba en España por cuestiones académicas, y le aviso a su socia que había inscrito la idea creada en conjunto en el concurso de emprendedurismo Wayra 2012 organizado por la empresa Telefónica, que en México opera bajo la marca de telefonía celular Movistar.

Después de esa llamada, Michelle viajó al país ibérico para presentar con su socio el proyecto, que fue aceptado por los organizadores del certamen. Ya en México, Urbanizas fue seleccionado entre los 21 finalistas de entre 512 proyectos.

Durante los días del certamen, la compañía demostró que podía contar con un modelo que la hiciera sostenible, a pesar de que en esencia se constituyó como una aplicación social.

La idea de Urbanizas es contar con la inversión del gobierno para que se convierta en una herramienta de monitoreo de los espacios públicos que requieren la atención de las autoridades. Además, en un futuro se espera que la plataforma también pueda ser útil para generar aplicaciones comerciales, en donde las empresas puedan ofrecer servicios o productos, de acuerdo a la ubicación de los usuarios en un mapa.

Así fue como en mayo pasado, la empresa logró colocarse entre los 10 ganadores de Wayra 2012, y obtuvo una inversión de 50,000 dólares para acelerar su desenvolvimiento empresarial.

Marco Montes sabe que este logro es sólo un incentivo para continuar el camino iniciado un año antes: “Es como si fueras en un cochecito con poquita gasolina, y el concurso lo único que hizo fue llenarnos el tanque, pero seguimos sin saber hasta qué rumbos nos llevará nuestra idea.”

Al parecer, el ‘cochecito’ comienza a acelerar su paso. El 5 de septiembre pasado, Urbanizas firmó un convenio de colaboración con Sedesol en Puebla, para apoyar el programa de Recuperación de Espacios Públicos que promueve la dependencia.

Su funcionamiento se basa en la aportación en internet de imágenes de las áreas públicas en zonas rurales que merecen la atención de Sedesol. De este modo, el compromiso de la dependencia es solucionar la problemática en el menor tiempo posible bajo la supervisión de los pobladores en las comunidades. Esa es la garantía que ofrece Urbanizas.

Ahora, el reto es convencer a más autoridades del país. La mayoría de los gobiernos aún no toman conciencia de la ayuda que los ciudadanos pueden brindarles a través de sus denuncias y recomendaciones desde los dispositivos móviles. “El sector gobierno aún no abre sus puertas al mundo digital, entonces en la forma que nosotros vemos lejos al gobierno, el gobierno ve lejos a la tecnología”, dice Montes.

Pero eso no detiene a los 2 emprendedores. Hoy siguen en la búsqueda de gobiernos interesados en implementar la aplicación de Urbanizas, incluso fuera del país.

“El valor no es abrir el canal, no es generar una aplicación. El valor real está en ir guardando esa información y en hacer las adecuaciones para que esa información quedé bien estructurada y pueda ser procesada para arquitectos, urbanistas, programadores, periodistas y demás profesionales interesados para que sirva como una función que tenga utilidades para fines de mercado”, dice Michelle.

El parabrisas del ‘cochecito’ de Urbanizas no se empaña. Marco tiene claro los retos: “El principal reto es mostrar la viablidad económica del proyecto y mantener esa parte social sin sacrificar nada, porque al final no queremos vivir de donaciones. No vemos que por ahí sea la vía, lo que queremos es hacer un negocio rentable.”
  

 
Historia del Día
Jueves, 15 de Noviembre de 2012 01:00
Redactor: Genaro Mejía