Archivo

Unos de estos lápices son pirata, ¿cuáles?

10 febrero 2014 4:52 Última actualización 07 agosto 2013 5:50

[Los de la derecha son los piratas / El Financiero] 


 
 
Miguel A. Pallares
 

Scribe, Baco, Dixon, Hewlett-Packard y comercializadores de artículos escolares verán disminuidas en 20% sus ventas en este periodo de regreso a clases por la piratería y el comercio informal en un mercado valuado en 13,000 millones de pesos.
 

Una investigación de EL FINANCIERO revela que la caja pirata de 12 colores de la marca Dixon se consigue en las calles del Centro Histórico en 20 pesos, 50% abajo que los originales. Por su parte, los lápices se adquieren a mitad de precio en el comercio informal en comparación con los establecimientos formales.
 
 
A nivel nacional hay 600 mayoristas que distribuyen sus productos en 120,000 papelerías, las cuales conforman el canal tradicional que representa el 60% de las ventas del sector, mientras que cadenas como Lumen, Office Depot y Office Max constituyen el canal alterno con 40% de los ingresos de la industria.
 
 
Como los productos piratas son difíciles de identificar, los productores recomiendan adquirirlos en comercios establecidos de cualquier canal. Las principales diferencias van desde empaques en celofán que utilizan los piratas, el tamaño de las puntas de los colores (más gruesas en los originales) y un menor precio, entre otras.
 
 
Diego Céspedes, presidente de Grupo Fila Dixon y de la Asociación Nacional de Fabricantes de Artículos Escolares y de Oficina (ANFAEO), dijo que la piratería impacta el prestigio de la marca y precisó que las zonas del país más afectadas son el Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Puebla y Monterrey, entre otros.
 
 
“En el mercado de útiles escolares de más de 1,000 millones de dólares cerca del 25% es informal, pirata es un 4 a 5% de eso”, añadió.
 

Regreso a clases pesa 65%
 
 
Fernando Rincón, director de mercadotecnia de Grupo Papelero Scribe, explicó que el periodo de regreso a clases concentra el 65% de sus ventas anules, cifra similar a la estimada para todo el sector, por lo que una baja en el consumo o la piratería pueden afectar los esfuerzos de todo el año.
 
 
“El consumo en general ha estado un poco estancado, creo que eso va a tener ciertas implicaciones no sólo en el periodo de regreso a clases”, dijo y agregó que la piratería en cuadernos es menor en comparación con otras categorías del mercado.
 

Horacio Jiménez, catedrático del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, explicó que los principales factores del aumento de la piratería están la diferencia de precios y las compras en establecimientos informales. Gonzalo Gout, director general de la ANFAEO, dijo que ahora las empresas analizan estrategias para evitar las copias piratas de sus productos dialogando con las autoridades.