Archivo

Un paseo literario por París

06 febrero 2014 7:2 Última actualización 19 diciembre 2013 5:23

 [El Instituto Cervantes incluye a Diego Rivera y a Frida Kahlo en las Rutas Cervantes por las calles de la capital francesa / Bloomberg]


 
 

Notimex
 
El Instituto Cervantes lanza en Internet dos recorridos por las calles de París por los lugares en los que vivieron o frecuentaron Diego Rivera y Frida Kahlo, quienes integran una larga lista de grandes artistas, pintores y escritores entre los que se encuentran Antonio Machado, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa y Luis Buñuel. Y claro, la ruta de los personajes de Rayuela, la gran novela Julio Cortázar.
 
“Rutas Cervantes”, como se llama el experimento, es de acceso gratuito. La página web paris.rutacervantes.es recoge fotografías, mapas, textos, documentos, direcciones, vídeos, entrevistas, puntos GPS y diversos recursos para poder recorrer a pie o virtualmente los lugares por los que anduvieron los grandes creadores de la lengua en español.
 
Rivera y Kahlo, quienes fueron esposos, vivieron en París, por separado, en periodos distintos de sus vidas. El muralista residió de joven en París, entre 1909 y 1920, un periodo “de formación y penurias” en el que se prodigó en pintar cuadros de estilo cubista, la tendencia de la época.
 
Frida Kahlo, tan sólo pasó algo más de dos meses en París, entre finales de enero y finales de marzo de 1939, con motivo de una invitación que recibió de parte del líder del surrealismo, el francés André Breton, para participar con 18 cuadros en la exposición Mexique.
 
En la muestra Kahlo logró vender sólo un cuadro, El marco, que fue adquirido por el Estado francés y que se conserva en la actualidad en el Centro Pompidou de Arte Contemporáneo de París, el único museo europeo que posee en su colección permanente una obra de Kahlo.
 
La ruta de Diego Rivera fue realizada por el escritor mexicano Jaime Moreno Villarreal, antiguo agregado cultural de México en Francia, y consta de 19 puntos, localizados gracias a una investigación realizada en documentos y en una amplia bibliografía, destacaron las fuentes.
 
Entre otros, la ruta de Rivera incluye la dirección y fotografía de varios de los estudios en los que trabajó, a través de ellos uno que compartió con Modigliani, así como de los cafés que frecuentaba, una academia en la que estudió, una de sus casas y el lugar desde el que pintó Notre Dame.
 
De acuerdo al autor de la ruta, Jaime Moreno, los años en París terminaron de un modo “amargo” para Diego Rivera que abandonó a su esposa, perdió a un hijo y fue boicoteado por la comunidad artística local por una pelea, tras lo cual decidió abandonar el cubismo. La ruta de Frida fue realizada con la colaboración de la Casa Azul y de su directora, Hilda Trujillo, que aportó la correspondencia íntima de Kahlo en la que narra sus desventuras por París, una ciudad que no la conquistó y de la que aborreció el mundo artístico de los surrealistas.
 

Incluye de su lado 18 lugares, entre ellos la galería Renou et Poyet, antigua Renou et Colle, que continúa abierta y en la que Frida expuso hace 74 años 18 de sus cuadros.
 
También muestra y explica con extractos obtenidos de sus cartas y telegramas enviados desde París a su esposo Diego Rivera y a uno de sus amantes, el fotógrafo Nickolas Muray, el lujoso hotel en el que se alojó, el hospital Americano en el que fue ingresada y la casa de André Breton.
 
El lanzamiento de los dos recorridos se enmarca en las numerosas actividades que se celebran en París en torno a la exposición pictórica Frida Kahlo/Diego Rivera, El arte en fusión que inauguró en octubre de este año el musée de l’Orangerie de París.
 

“Para el Instituto Cervantes de París era muy importante incorporar a sus rutas a estos dos artistas, tan mexicanos y tan universales”, declaró el director del Cervantes de la capital francesa y ex director del Museo Reina Sofía de Madrid, Juan Manuel Bonet.