Archivo

TV pública va por anunciantes privados

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 05 septiembre 2013 5:22

[Enriqueta Cabrera, directora de ONCE TV, dijo que buscarán una mejora en el financiamiento de las cadenas de televisión pública. / Cuartoscuro]


 
 
Axel Sánchez
 
 
La televisión pública mexicana buscará anunciantes o patrocinadores privados a fin de mejorar sus flujos y contar con la capacidad tecnológica que le permita competir con las dos nuevas cadenas de televisión abierta que licitará el gobierno federal.
 
 
Bajo la regulación actual, las emisoras del estado como Canal 22, ONCE TV México y TV UNAM no pueden tener como anunciantes a empresas privadas y buscarán que sea posible con las leyes secundarias derivadas de la reforma de las telecomunicaciones.
 
 
Raúl Cremoux, director general de Canal 22, dijo que necesitan recursos para realizar su programación convencional de forma digital y en las nuevas plataformas hacerlo más interactivo.
 
 
El presupuesto del Canal 22 se redujo 15 por ciento este año, al pasar de 252.8 millones de pesos en 2012 a 231.5 millones en 2013. La expectativa para 2014 es que baje a 200 millones.
 
 
“Estamos dispuestos a vender, pero no a cualquiera, tú dirás limosnero y con garrote, pero queremos mantener anunciantes que vayan acorde con los contenidos del canal. Preferimos más a los patrocinadores, así lo hacen en otras partes del mundo en sus museos y canales culturales, donde las empresas dan donativos y mantiene estos espacios”, indicó Cremoux al ser entrevistado en el Encuentro Internacional de Televisión Pública que se realiza en Villahermosa, Tabasco.
 
 
Enriqueta Cabrera, directora de ONCE TV, reveló que buscarán cabildear con los legisladores a fin de buscar una mejora en el financiamiento de las cadenas de televisión pública.
  
 
Los cuatro retos
 
 
 La televisión pública enfrenta cuatro retos; el primero tiene que ver con la nueva regulación secundaria, que le liberará de las restricciones de espacio impuestas por el gobierno, consideró Cabrera.
 
 
El segundo es ser más incluyente y atractiva para los jóvenes, agregó.
 
 
El tercer desafío tiene que ver con el apagón analógico, el cual limitará las estaciones públicas estatales por no tener recursos y, el último, está asociado a la alineación de contenidos con la televisión cultural para mantener una vía de educación para la población.
 
Enrique Velázquez, director de TV UNAM, reveló que trabajan con 12 televisoras del gobierno en propuestas para mejorar los presupuestos de estos medios de comunicación. Añadió que la UNAM necesita 5 millones de dólares para comprar el equipo que reconvierte la señal digital para enviarla al cerro del Chiquihuite, donde se remite al satélite.