Archivo

Tren de pasajeros atrae a 2 constructoras

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 24 junio 2013 7:0

[Cuartoscuro]


 
 
Adrián Arias
 

Grupo Coconal y Grupo Tradeco buscarán participar en la construcción de los tres proyectos de trenes para el transporte de pasajeros que el gobierno federal prevé concretar en el presente sexenio.

Ambas empresas, además, también estarán interesados en diversos proyectos de infraestructura carretera y en la posible construcción de un nuevo aeropuerto. Las 2 compañías invertirán 2,000 millones de pesos y 1,000 millones de dólares, respectivamente, en 2013.

Héctor Ovalle y Federico Martínez, presidentes de los consejos de administración de Grupo Coconal y de Grupo Tradeco, respectivamente, coincidieron en que la actual administración priísta planteó proyectos ambiciosos que impulsarán las inversiones en el sector de la construcción durante los próximos 6 años.

“Nos interesa mucho participar en el tema de los ferrocarriles de pasajeros; somos de las pocas empresas mexicanas que tienen experiencia en la construcción de infraestructura para trenes”, explicó Martínez.

Entrevistado en el marco de la Reunión Nacional de Comunicaciones y Transportes 2013, el directivo comentó que la compañía a su cargo recientemente construyó obras ferroviarias en Manzanillo y Matamoros, por lo que cuenta con los conocimientos técnicos para construir la infraestructura de los trenes de pasajeros que conectarán a las ciudades de Mérida con Punta Venado, así como México-Querétaro y México-Toluca.

“Aunque construimos vías para trenes de carga, la infraestructura es la misma para el segmento de pasajeros; es un proyecto ambicioso en el que queremos estar”, comentó.

Explicó que otros de los proyectos en donde Tradeco estará interesado son los relacionados con la ampliación de puertos, las asociaciones público-privadas en infraestructura carretera, libramientos y el desarrollo de un posible nuevo aeropuerto. La empresa invertirá mil millones de dólares en 2013, cifra 20 por ciento superior a la del año anterior, para la construcción de carreteras concesionadas e infraestructura para concesiones de tipo penitenciario. Por otro lado, añadió que la reforma energética debe fomentar las inversiones en infraestructura para el transporte de hidrocarburos. “Si se permite la inversión privada en el segmento de transporte de aceite, se abrirá una oportunidad muy importante para la construcción de nuevos oleoductos”, añadió.

“Los trenes de pasajeros nos interesan pero esperaremos las bases de licitación para ver el proyecto”, comentó, por su parte Ovalle.

El directivo de Coconal afirmó que la compañía también se enfocará en competir por proyectos hidráulicos, como la construcción de obras para el tratamiento de aguas y la edificación de carreteras.
 
Ven trato desigual

Ovalle criticó el trato desigual que reciben las empresas de construcción mexicanas, frente a las extranjeras.

“La ley de obra pública dice que para que un constructor extranjero trabaje en México debe haber reciprocidad, pero no hay ninguna empresa mexicana trabajando en España, entonces ¿por qué les damos entrada al país si ellos no nos la dan? Hay que firmar el convenio para garantizar ese trato recíproco”, consideró.

Explicó que mientras las constructoras extrajeras crecen en otros países, en sus naciones de origen no logran el mismo efecto: “OHL es más grande en México que en España”, destacó. Coconal invertirá dos mil millones de pesos en este año, principalmente en la construcción de caminos.

Sistema 1, el primer proyecto de suburbanos en la capital del país.

Invertirán 38,000 mdp en carreteras este año

Héctor Arvizu, director general de Carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), indicó que el gobierno federal invertirá 38,000 millones de pesos en la construcción de carreteras este año: 24,000 millones de pesos vendrán del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para construir 600 kilómetros, y 14,000 millones provendrán del Fondo Nacional de Infraestructura para 180 kilómetros. Por su parte, Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), propuso firmar un “convenio de voluntades” con las constructoras españolas para lograr un trato equitativo en la repartición de proyectos con las mexicanas. Se plantea que se haga efectiva la reciprocidad a los inversionistas extranjeros y nacionales, así como la utilización de insumos mexicanos en la construcción.