Archivo

Tragedia por lluvias detona sectores productivos

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 19 septiembre 2013 5:40

[Los graves daños causados por Ingrid y Manuel en gran parte del país, detonaron a sectores productivos como el agrícola y construcción / Cuartoscuro]


 
Isabel Becerril / Sergio Meana / Héctor A. Chávez
 
Repuntará industria de la construcción
La industria de la construcción mantiene su proyección de crecimiento para 2013 en 1.8 por ciento y no se prevé un aumento considerable en la obra pública, a pesar de los fenómenos metereológicos que han pegado a diversos estados del país.
 
Luis Zárate Rocha, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), consideró que a más tardar en 30 días ya estarán restablecidas al 100 por ciento todas las vías carreteras dañadas por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.
 
Anotó que en lo que resta de 2013, la industria de la construcción registrará tasas positivas de crecimiento, en gran medida debido a que el ejercicio del gasto público se ha reactivado; “nuestro repunte será porque habrá más licitaciones para obra pública, pero no por los desastres naturales que se han vivido”.
 
Explicó que primero se tiene que esperar el recuento de los daños que realice el gobierno federal, pero aclaró: “la industria de la construcción está lista para iniciar cualquier trabajo”.
 
Informó que están apoyando con ingenieros y maquinaria para reparar los daños en infraestructura, además de instalar centros de acopio en sus diferentes delegaciones del país.
 


 
 
 


 
 
Pemex detonará producción de asfalto
 
A causa de los fenómenos climatológicos recientes, la producción de asfalto de Petróleos Mexicanos (Pemex), único productor en México, se verá beneficiada por la creciente demanda para reconstruir las vialidades afectadas, aseguraron expertos.
 
José Jorge López Ursutuastegui, presidente de la Asociación Mexicana del Asfalto, aseguró que este aumento se dará a partir de septiembre y hasta finales del año.
 
“¿Cómo afecta el tema de las lluvias? Obviamente se incrementa un poco la velocidad de mantenimiento, por necesidad de la lluvia, pero las obras muy grandes caminan más lento, por la misma lluvia no se puede tirar esas cantidades de asfalto cuando llueve”, aseguró.
 
En este sentido, informó que el consumo anual en México es de dos millones de toneladas de asfalto, mientras que la producción nacional alcanza 1.5 millones, el resto se importa.
 
Igancio García de Presno, socio de infraestructura de Price Waterhouse Coopers (PWC) México, aseguró que ante un desfase de demanda-producción local siempre se puede recurrir a importaciones, particularmente durante una emergencia como la actual.
 

 
 


 
 
Sube el agua, bajan tarifas de CFE
Las tarifas de electricidad en los sectores industrial y comercial bajarán, debido a que las centrales hidroeléctricas del país tienen materia prima luego de varios meses de no estar llenas por completo, comentó Luis Miguel Labardini, consultor de energía de Marcos y Asociados.
 
“El precio por kilowatt-hora producido se reduce precisamente porque la materia prima, que es el agua de las presas, está disponible entonces eso debe incidir en el precio de generación”, dijo.
 
Sin embargo, explicó, la mayoría de la población, es decir las tarifas en hogares, no van a ser beneficiadas por esta situación debido a que son tarifas que están subsidiadas.
 
“Esto no va a ser reflejado claramente en la mayoría de la población que son los consumidores de bajo consumo”, señaló.
 


 


 
 
Se recuperan de las intensas sequías
Las fuertes lluvias que se presentan en el país permitirán a los productores recuperarse de tres años de intensas sequías, pues la producción de maíz podría rebasar 22.5 millones de toneladas, 2.6 por ciento superior a la registrada en 2012, cuando se alcanzaron 21.8 millones, mientras que las de trigo se ubicarían en 3 millones 756 mil toneladas, y las del arroz pasarían de 176 mil a 257 mil toneladas.
 
Dirigentes de productores reconocieron que las lluvias traerán más beneficios que daños para el sector agropecuario nacional, aunque no dejan de preocupar estados como Veracruz, Guerrero y Oaxaca, en donde se podrían perder miles de hectáreas de productos como maíz y sorgo.
 
Carlos Salazar Arriaga, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México consideró que el beneficio mayor se daría en el norte del país, en donde incluso se podría tener agua para recuperar los niveles de producción en el ciclo Otoño–Invierno.
 
“El agua siempre será buena noticia para la agricultura y la ganadería, pero las inundaciones y sus afectaciones no dejan de ser un evento catastrófico”, aseveró Octavio Jurado, gerente general de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario.