Archivo

TLCAN ha quedado corto en resultados y está estancado: CCE

06 febrero 2014 6:56 Última actualización 30 diciembre 2013 15:40

 [Gerardo Gutiérrez Candiani hizo un balance del TLCAN a 20 años de su entrada en vigor. / Tomada de YouTube] 


 
Redacción
 

A un día de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) cumpla 20 años de vigencia, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) destacó que sus resultados han quedado cortos frente a las expectativas y su potencial y actualmente se encuentra estancado.
 
"En el periodo de vigencia del TLCAN, el crecimiento promedio anual de nuestras exportaciones ha sido superior al 10 por ciento anual, pero el del Producto Interno Bruto no alcanza el 3 por ciento", señala Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo, en su mensaje semanal publicado en el sitio web de la organización.


Además, señala que el grueso de la planta productiva nacional no se ha podido insertar en la dinámica y la brecha de productividad entre el sector externo y el resto de la economía se ha ampliado.

Gutiérrez Candiani señaló que la implementación de todas las cláusulas acordadas en el TLCAN se completaron hace cinco años, sin embargo, ahora hay que tener presente que el entorno mundial, regional y de los propios países miembros ha cambiado dramáticamente respecto al que regía en 1994.
 
"Como bloque, América del Norte ha venido perdiendo competitividad, pasando de una participación de mercado de casi 19 por ciento en el comercio mundial en el 2000, a una de menos de 13 por ciento en la actualidad. Europa y Asia nos han superado en términos de integración", explica.
 
Así, ante la fase de estancamiento en la que, considera, ha entrado el TLCAN, el CCE destaca que el vigésimo aniversario es el momento oportuno para replantearlo fortalecerlo y relanzarlo como "TLCAN Plus", para pasar de la integración comercial a una efectiva integración productiva.
 
"Estados Unidos y Canadá experimentan un boom energético y un proceso de reindustrialización, mientras que México ha concretado trascendentes reformas que abren un enorme potencial económico", destaca.
 
"El panorama político es también idóneo, como se constató el pasado mes de mayo, cuando los presidentes de México y Estados Unidos anunciaron una nueva fase en la relación, colocando al desarrollo económico en el centro estratégico de la agenda bilateral".