Archivo

Temen que se suspendan los subsidios a la tortilla

12 febrero 2014 5:5 Última actualización 16 abril 2013 8:42

[Cuartoscuro] El gobierno adeuda pagos por más de 900 mdp; aún no emiten convocatoria para dar los recursos este año. 



Ivette Saldaña
 
 
Los subsidios federales que garantizan el abasto y la estabilidad en los precios de la tortilla podrían ser suspendidos en 2013, además de que quedaron pendientes los pagos de 2012 y apenas se harán las transferencias para cubrir adeudos de 2011, dijo Guillermo Campos Coy, director del Consejo Promotor y Regulador de la Cadena Maíz-Tortilla.
 
Si bien la Secretaría de Economía (SE) anunció en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que liquidarán los apoyos que debieron darse en el segundo semestre de 2011, no definió qué pasará con lo referente a 2012.
 
En 2011 quedaron pendientes 1,207 solicitudes que recibirían 226 millones de pesos vía el Programa de Apoyo a la Industria Molinera de Nixtamal (Promasa), explicó Campos Coy, y aseguró que en ese año sólo se entregaron 281.43 millones de pesos para atender a los representantes de la industria de nixtamal.
 
La administración federal anterior prometió que se les pagarían los subsidios de 2012, que sumarían 700 millones de pesos, aproximadamente, pero con el cambio de gobierno quedó sin resolverse el asunto, porque ni siquiera se emitió la convocatoria para dar los apoyos.
 
Ahora, el actual gobierno les explicó que gestionarían con la Secretaría de Hacienda el recurso presupuestal, sin que a la fecha tengan una respuesta, por lo que esperan reunirse con el subsecretario de Industria y Comercio.
 
Campos Coy dijo que la autoridad ya les dijo que no habrá subsidios para 2013, porque los precios del maíz bajaron.
 
Explicó que en el primer semestre de 2012 el maíz se vendió en 5,800 pesos la tonelada y actualmente está en 4,700 pesos.
 
Abasto
 
La SE publicó ayer en el DOF la "Modificación a los criterios de operación del Programa de Apoyo a la Industria Molinera de Nixtamal", y se informó que por la insuficiencia presupuestal sólo se atendió 50% de las solicitudes de 2011 y quedó pendiente el periodo julio-diciembre de 2011.
 
Con los cambios esperan subsidiar un volumen de producción de masa de nixtamal para la elaboración de tortilla de hasta 600 mil toneladas.
 
Los recursos de Promasa se otorgan a semestre vencido, es decir que los apoyos del primer semestre de 2011 se entregaron a finales de 2012 y los del año pasado se entregarían hasta 2013.
 
Sin embargo, la convocatoria para el primer semestre de 2012, que debió ser lanzada en la segunda mitad del año pasado, no se emitió.
 
 
Las subvenciones consisten en otorgar un peso por kilo a las pequeñas y medianas empresas nixtamaleras y a aquellos del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repeco) se les entregan 0.80 pesos por kilogramo de masa de nixtamal.
Promasa surgió al registrarse un súbito incremento en los precios de la tortilla, por el alza en insumos como el maíz. La SE determinó emitir ese programa a "fin de garantizar a la población mexicana el abasto de tortilla, producto básico de consumo popular".