Archivo

Telefónica busca más alianzas en México

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 15 enero 2014 5:26

 [Los convenios con Nextel y Virgin dan un giro a su estrategia de negocio / Bloomberg]


 
 

Ramiro Alonso
 

La empresa de telecomunicaciones Telefónica, que en México opera bajo la marca Movistar, buscará cerrar más convenios comerciales con otros operadores interesados en arrendar la red de la empresa en el país.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, Juan Abellán, consejero delegado y CEO de Telefónica en México, comentó que a partir de este año las inversiones de la empresa no se enfocarán sólo en el despliegue de infraestructura, sino en productos y servicios que lleguen al consumidor final, como contenidos y datos con descargas a mayores velocidades.
 
“Con esta estrategia, los ahorros generados al sacar mayor provecho de nuestra infraestructura se invertirán en servicios de nueva generación y atención a clientes, lo cual se reflejará en un menor costo para el usuario”, dijo Abellán.
 
Hasta hace algunos años, el negocio principal de empresas como Movistar  eran las redes y las torres de comunicación, pero esto ha cambiado.
 
Acuerdos como el que Telefónica firmó con Nextel, Virgin Mobile y otros operadores demuestran la línea en la que va el mundo de las telecomunicaciones, que es ofrecer a nuestros clientes productos y servicios vanguardistas, siendo líderes en innovación tecnológica, indicó Abellán.
 
Desde su llegada a México, Telefónica ha invertido en el despliegue de una red de alta calidad con una cobertura que alcanza a más del 90 por ciento de la población, expresó.
 
En los primeros nueve meses de 2013, Telefónica obtuvo ingresos en México por mil 178 millones de euros (equivalentes a mil 610 millones 857 mil dólares), una cifra que representó un descenso de 1.2 por ciento en comparación con el mismo periodo del año previo.
 
Según los expertos, un factor que contribuyó a reorientar el modelo de negocios de Telefónica en México fue la caída en las tarifas de interconexión en el país.
 
Al final del 2012, un año después de la reducción tarifaria en interconexión, Telefónica obtuvo un flujo financiero de 432 millones de euros, una suma que representó una caída de 26.1 por ciento en términos anuales.
 
José Mercado, analista de Pyramid Research, comentó que en la industria de las telecomunicaciones el modelo de negocio más seguido por los operadores se relacionaba con la adquisición, instalación o actualización de toda su infraestructura física, pero esto ha evolucionado.
 
Ahora, si bien este modelo sigue siendo rentable para algunos operadores, existen otros que, dada su condición competitiva en el mercado, no tienen el capital suficiente para mantener dicha infraestructura y realizar, en paralelo, otras inversiones.