Archivo

Sufrió el peso una depreciación semanal de 2.86% ante el dólar

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 19 agosto 2013 5:22

[Es la mayor pérdida de la moneda mexicana desde mediados de junio / Bloomberg]


 
Clara Zepeda Hurtado
 
 

El disparo en el rendimiento de los bonos a diez años del Tesoro de Estados Unidos, las salidas de flujos del mercado de deuda del gobierno federal y las pérdidas en el mercado accionario nacional provocaron la mayor depreciación del peso mexicano en las últimas ocho semanas.
 
 
De acuerdo con el cierre oficial del Banco de México (Banxico), el tipo de cambio se ubicó en 12.9565 pesos por dólar spot, su cotización más alta desde el 5 de julio, lo que representó una depreciación semanal de 36.05 centavos (2.86 por ciento).
 
 
La divisa mexicana en su cruce con el dólar sumó seis sesiones consecutivas a la baja, en las que acumuló una pérdida de 36.90 centavos, siendo la caída del viernes la más pronunciada, de 12.95 centavos (1.01 por ciento).
 
 

El tipo de cambio siguió una pronunciada tendencia de alza, finalizando con la mayor depreciación de las últimas ocho semanas, desde el periodo del 14 al 21 de junio, cuando se depreció 63.69 centavos (5.02 por ciento).
 
 
Según el rendimiento semanal de las principales divisas en el mercado cambiario frente al dólar, éste se fortaleció frente a 13 de sus principales cruces y en mayor medida frente al real brasileño, el rand sudafricano y el peso mexicano.
 
 
La moneda mexicana redujo su apreciación acumulada en el año frente a la divisa estadounidense a 0.67 por ciento.
 
 
Además, la perspectiva del tipo de cambio en el corto plazo es de depreciación, con una alta probabilidad de superar de nueva cuenta la resistencia de 13 pesos por dólar en los próximos días, lo que llevaría a una mayor debilidad de la divisa nacional.
 
 

Lo anterior, debido a la mayor percepción de un recorte de estímulos monetarios en septiembre en EU, impulsado por cifras macroeconómicas positivas durante la semana pasada -solicitudes de seguro por desempleo e inflación-; tan sólo el dato sobre el inicio de construcción de casas en EU registró en julio un crecimiento de 5.9 por ciento.
 
 
“La debilidad de la divisa fue inicialmente originada por el pesimismo con que los inversionistas tomaron la tan esperada presentación de la iniciativa de reforma energética del Ejecutivo, a lo que se sumaron las especulaciones por el recorte en los estímulos de la Reserva Federal (Fed), ante la mejora que mostraron los últimos datos económicos de Estados Unidos”, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.
 
 

Durante la semana pasada, el rendimiento de los bonos a diez años del Tesoro de EU se incrementó en 25 puntos base, al ubicarse en 2.83 por ciento, su nivel más alto desde julio de 2011. De esta forma, el rendimiento acumuló un repunte de 120 puntos base con respecto a su mínimo de principios de mayo.
 
 

La prima de riesgo que los inversionistas exigen para participar en México, medida por el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI+) de JP Morgan cerró el viernes en 169 puntos base, ocho unidades por debajo de la semana previa, reveló la Secretaría de Hacienda.
 
 

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores registró una baja de 599.04 puntos, una disminución de 1.4 por ciento en pesos y de 4 por ciento en dólares, al ubicarse en 42 mil 49.7 unidades. De esta forma en lo que va del año el índice acumula una baja de 3.8 por ciento en pesos y de 4.4 por ciento en dólares.
 
 
El mercado accionario mexicano se ha encarecido anticipando las reformas estructurales, pues el IPC ha presentado un repunte significativo del 20 de junio a la fecha, con un alza de cuatro mil 532 puntos, equivalente a una ganancia de 12 por ciento en pesos y de 16 por ciento en dólares.