Archivo

Sindicatos, lejos del interés de la clase trabajadora

12 febrero 2014 4:16 Última actualización 01 mayo 2013 6:31

[Cuartoscuro]  Menos del 15% de la población económicamente activa pertenece a uno: investigadores. 


 
Zenyazen Flores
 
Los sindicatos agrupados en el Congreso del Trabajo (CT) y en la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) llegan al Día del Trabajo con una reforma laboral que no terminan de digerir, con un llamado desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a transitar a un sindicalismo de corte social y con el encarcelamiento de la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, cuya detención abrió el debate sobre la transparencia y rendición de cuentas sindicales.
 
Además, este 1 de mayo será el primer Día del Trabajo que los gremios conmemoren tras el regreso al gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), organismo político que instauró un desfile para que los obreros manifestarán ahí sus demandas; sin embargo, a partir de 1994 se dejó de realizar y fue hasta 2010, durante el gobierno de Felipe Calderón, cuando se optó por efectuar un mitin en el Zócalo.
 
Joaquín Gamboa Pascoe, presidente del CT, invitó al presidente Enrique Peña Nieto a acudir al mitin que realizarán el miércoles próximo por la mañana en el Zócalo capitalino, "para que estuviera cerca de los trabajadores".
 
Sin embargo, la comisión organizadora del mitin informó que el Ejecutivo federal no acudiría al acto masivo, pero a cambio, la tarde de ese día se efectuará un evento en la residencia oficial de Los Pinos, al que incluso están invitados los dirigentes de la UNT.
 
Situación actual
 
Alfonso Bouzas, investigador de la UNAM, señala que los sindicatos se han alejado del interés de la clase trabajadora.
 
Además, pese a que la reformada Ley Federal del Trabajo (LFT) tocó los temas de transparencia y rendición de cuentas sindicales, las modificaciones son insuficientes para eliminar la opacidad en los sindicatos, tanto de la industria privada como gubernamentales (paraestatales como Pemex o CFE).
 
"Es necesario evolucionar el sindicalismo, así como erradicar el denominado corporativismo sindical y los llamados contratos de protección", aseguró Bouzas.
 
En tanto, Graciela Bensusán, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), considera que esa situación del sindicalismo propicia que menos de 15 por ciento de la población ocupada esté sindicalizada.
 
Los temas relacionados con la transparencia sindical fueron rechazados por los legisladores del PRI durante el debate de la reforma laboral que se dio el año pasado, pero el discurso del presidente Peña Nieto, tras la detención de Gordillo, es ahora en el sentido de que los recursos son de los trabajadores.
 
Sobre el caso Gordillo, líderes sindicales de la UNT, STRM, SME, STUNAM y Sindicato Minero celebraron la detención de la lideresa magisterial, aunque pidieron a las autoridades proceder de la misma forma con "otros dirigentes", de lo contrario se deducirá que lo de la maestra "fue un ajuste de cuentas, un ajuste político".
 
En contraste, líderes de la CTM, CROC, FSTSE, entre otros gremios afines al PRI, han cerrado filas con el gobierno de Peña Nieto y en los primeros días de la administración firmaron el Pacto por México.
 
Además, han sido recibidos por el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, y en sendas reuniones se han inclinado por mantener "la paz laboral" en el país, por lo que antes de pensar en estallar huelgas, los sindicatos se comprometen a que llegarán a acuerdos con los patrones para elevar la productividad en beneficio de los trabajadores.
 
En cuanto a la reforma laboral, Humberto Ojeda, vicepresidente del CT, y Francisco Hernández Juárez, presidente colegiado de la UNT, coinciden en que hay preocupación entre los trabajadores, sobre todo por las nuevas formas de contratación por periodos a prueba o el pago por hora, así como en la aplicación del outsourcing, el cual fue reforzado para evitar abusos pero, aun así, persisten las dudas.
 

Sindicatos inflan cifras
 

Pese a que las principales centrales obreras del país presumen que tienen un gran número de afiliados, sus cifras chocan con los registros oficiales.
 
Con el paso del tiempo las organizaciones sindicales han perdido representatividad, lo que se refleja en una baja membresía, a pesar de las cifras alegres que se dan y que contrastan con las demandas incumplidas de los trabajadores, como una mejoría salarial, más empleos y de mejor calidad.
 
A septiembre de 2012 había 2,665 sindicatos de competencia federal, pero 45 por ciento (mil 460 sindicatos) no transparenta su información en línea en materia sindical, es decir, no actualizan su información sobre el número de agremiados ni dan a conocer el padrón de socios o las modificaciones que realizan a sus propios estatutos.
 
La Confederación de Trabajadores de México (CTM), en voz de su secretario general, Joaquín Gamboa Pascoe, aseguró en la pasada asamblea -realizada en febrero de este año- que la central tiene una membresía de cuatro a cinco millones de trabajadores; sin embargo, datos de la Secretaría del Trabajo muestran que la Confederación reporta 600,000 afiliados.
 
El caso de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), que encabeza el senador priista Isaías González, es similar.
 
Mientras sus dirigentes sostienen que la organización agrupa a 2.5 millones de trabajadores, los datos muestran que la central tiene sindicatos con "5 socios" registrados, cuando por ley un sindicato se conforma con un mínimo de 20 trabajadores.
 
Otro caso es el de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), que agrupa a 500,000 burócratas, de acuerdo con datos del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA), aunque el líder de esa central, el senador priista Joel Ayala, afirmó, durante la pasada asamblea realizada en febrero, que los agremiados son más de 1 millón 300,000.
 
La cantidad referida por Ayala no es posible, además, si se considera que sólo el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que está afiliado a la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (Fedessp), agrupa a 1 millón 200,000 profesores.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.