Archivo

Sindicato de Pemex acepta 'redimensionar' plantilla

07 febrero 2014 5:59 Última actualización 14 agosto 2013 5:4

[Cuartoscuro]


 
 
Zenyazen Flores
 
 

Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) acordaron realizar estudios para el 'redimensionamiento' de la plantilla laboral sindicalizada y del personal de confianza, a fin de optimizar los recursos humanos y materiales que permitan aumentar la competitividad y mejorar el desempeño operativo de la empresa.
 
 
Así lo suscribe el Convenio administrativo-sindical 10717/2013 establecido en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) 2013-2015 –depositado en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA)– el cual subraya que las partes se fijaron que en un plazo no mayor a 90 días contados a partir del 1 de agosto de 2013, establecerán un programa de productividad sobre los acuerdos del convenio.
 
 

“Las partes convienen en establecer una mesa de trabajo con el propósito de realizar de manera conjunta, estudios para el redimensionamiento de la plantilla sindicalizada, con el objeto de establecer propuestas para el mejor aprovechamiento de los trabajadores con que cuenta la empresa. Con este mismo propósito se revisarán las plantillas del personal de confianza”, suscribe el convenio.
 
 

Y agrega: “Pemex y el STPRM, están de acuerdo en que para conseguir mejoras en la operación y administración, y con el propósito de hacer más eficiente y productivo el desempeño de Pemex, es necesario identificar oportunidades para optimizar el uso de los recursos, mediante la modernización y homologación de categorías, actualización de reglamentos de labores, adecuación de jornadas, racionalización del tiempo extra y administrar las coberturas temporales de vacantes de acuerdo a las necesidades propias de los centros de trabajo, conforme a los estudios técnicos elaborados conjuntamente”.
 
 
Pemex hizo esos planteamientos al sindicato para tener un mejor aprovechamiento de la plantilla laboral bajo el argumento de la democratización de la productividad planteada en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.
 
 
Incluso, la empresa plantea al gremio la 'factibilidad' de usar las nuevas modalidades de contratación (por periodo a prueba y capacitación inicial) que contiene la reformada Ley Federal del Trabajo en las áreas que así se determinen a partir del análisis que efectúen las Comisiones Nacionales Mixtas de Capacitación y Adiestramiento y de Calidad-Productividad.
 
 
Pemex cuenta con alrededor de 150,000 trabajadores, los cuales se clasifican en dos grupos: empleados sindicalizados y de confianza. Datos de la Dirección General de Registro de Asociaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social muestran que, hasta marzo de este año, existen 101,000 trabajadores sindicalizados, lo que representa 67% de la plantilla laboral.
 
 
Según el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC), el número de empleados de Pemex es mucho mayor que el de otras grandes petroleras, pues tiene casi el doble que ExxonMobil, Shell y BP, casi el triple que Petrobras y casi seis veces más que Statoil.
 
 
El convenio firmado por Emilio Lozoya, director general de Pemex, y Carlos Romero Deschamps, secretario general del STPRM, también señala que entrarán en revisión plazas operativas y administrativas que estén ubicadas en áreas de la empresa donde haya disminuido la actividad, y pasarán por la lupa aquellos trabajos que se realizan por terceros y que debieran realizarse por administración directa.
 
 

Asimismo, el convenio indica que se definirá la situación de los trabajadores sindicalizados y de confianza adscritos a plantas fuera de operación, y en los casos que no sea posible el reacomodo de los trabajadores y que se encuentren en las condiciones de jubilación establecidas en la cláusula 134 del CCT (relativa a las jubilaciones), aprovechar las plazas donde se requieran.