Archivo

Sin ley de evaluación no hay reforma educativa: legisladores

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 26 agosto 2013 5:51

[Legisladores alertan sobre riesgo de echar por la borda acuerdos por la calidad educativa / Cuartoscuro] 


 
 
Víctor Chávez / Rivelino Rueda
 
 
Representantes de las cámaras de Diputados y Senadores coincidieron en que sin la Ley del Servicio Profesional Docente, la reforma educativa quedará trunca, coja y será inoperante. En suma, sin evaluación a los maestros, las otras reformas no tienen sentido.
 
 
Y aún más, ceder a las presiones “es echar abajo toda la reforma constitucional en materia educativa”, consideró el presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República, el panista Juan Carlos Romero Hicks.
 
 
Tampoco se puede dejar de contar con la evaluación, “simplemente porque a algunos no les gusta, por inconformes que no tienen propuestas alternas y que sólo buscar desconocer toda la reforma porque se resisten a ser evaluados”, abundó el legislador.
 
 
Si los maestros de la CNTE quieren participar en la ruta pedagógica, “tienen que hacer una autocrítica seria, reflexiva, responsable y comprometida con su trabajo, con propuestas, con civilidad y respeto”.
 
 
Miguel Alonso Raya, diputado del PRD, miembro del magisterio nacional e integrante de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, explicó que “la Ley del Servicio Profesional Docente tiene que aprobarse porque, de lo contrario, toda la reforma constitucional quedaría trunca, incompleta y no se puede concebir la transición de una situación actual a otra diferente”.
 
 
El tema debe ir por consenso y no por la fuerza, pues los dirigentes de la CNTE sólo piden que no se incluyan cosas en esa ley secundaria que ya están en la ley laboral, y en eso sí es posible alcanzar un acuerdo”, dijo el perredista.
 
 
La diputada federal Dora María Talamantes, del Partido Nueva Alianza, maestra y secretaria de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, afirmó que sin la ley secundaria que falta “la reforma será inoperante por carecer de un componente central: la evaluación del sistema educativo en todos sus componentes: maestros, alumnos, directores, supervisores y autoridades educativas, federales y estatales”.
 
 
Impasse dominical
 
 
Las movilizaciones de la CNTE cumplieron 8 días en la Ciudad de México y los bloqueos a las instalaciones de las cámaras de Diputados y Senadores, así como a las principales vialidades que llevan al Aeropuerto Internacional provocaron una situación de tensión que afectó a miles de capitalinos y provocó que muchas personas perdieran sus vuelos.
 
 
Aunque los mentores que forman parte de la disidencia se tomaron el domingo y no realizaron manifestaciones ni bloqueos, la salida del maratón prevista para hacerse en el Zócalo tuvo que moverse a la Alameda Central.
 
 
Hasta ayer se estimó que en la plancha del Zócalo hacen campamento alrededor de 20 mil personas en condiciones higiénicas dudosas. Persisten los paros magisteriales en Oaxaca, Tabasco y en algunas escuelas de Michoacán que han dejado sin clases a 2 millones de alumnos. Aunque el sábado los mentores liberaron los accesos a las cámaras de Senadores y Diputados, aún está pendiente la discusión del dictamen de la evaluación magisterial.